E. Alba / D. Álvarez Una cuadrilla de siete operarios de la entidad Asprona Bierzo, que trabaja en beneficio de las personas con discapacidad intelectual en la comarca, ultiman las tareas de poda y mantenimiento en el solar que servía de aparcamiento al antiguo centro comercial de Carrefour en Ponferrada, unos trabajos que se iniciaron el pasado 1 de febrero y que concluirán esta misma semana “si el tiempo lo permite”. Al respecto, el concejal de Urbanismo de la capital berciana, Tulio García, explicó que el contrato puntual, por valor de 4.428 euros, se formalizó desde la sociedad Ponferrada Gestión Urbanística (Pongesur), propietaria del solar.

Tulio García, concejal de Urbanismo. / QUINITO

En ese sentido, García insistió en que, al estar la parcela fuera del inventario de propiedades municipales y pertenecer a la empresa pública, su mantenimiento no entraba dentro del contrato adjudicado a FCC, que se encarga de la limpieza viaria y el mantenimiento en la ciudad.

Pongesur, la sociedad de gestión urbanística del Ayuntamiento de Ponferrada, es todavía propietaria de terrenos de La Rosaleda aunque apenas tiene actividad. Aunque todos los grupos municipales están de acuerdo en su disolución (solo en último ejercicio contable, el de 2015, perdió 94.303 euros), ésta sigue a la espera de un fórmula que evite pagar al Ayuntamiento los más de tres millones de euros de IVA que le costaría deshacerse de ella.

Respecto al futuro uso que recibirá la parte del solar del antiguo Carrefour convertida en la actualidad en una explanada, el edil se limitó a señalar que desde el Consistorio “se están estudiando diversas posibilidades”. García recordó el concurso de ideas puesto en marcha desde el Ayuntamiento hace años y remarcó que “algunas se pueden aprovechar”. En ese sentido, añadió que las características concretas de la parcela en el plan de ordenación incluyen la presencia de edificios del sector terciario, viviendas, oficinas y espacio libre.

El concejal de Urbanismo y el gerente de Asprona Bierzo visitaron con la cuadrilla de Asprona Bierzo los trabajos de poda en el antiguo Carrefour. / QUINITO

Igualdad de oportunidades

Por su parte, el gerente de Asprona Bierzo, Pablo Salgado, destacó que la iniciativa permite “favorecer la igualdad de oportunidades y combatir la discriminación” que sufren las personas con discapacidad a la hora de integrarse en el mercado laboral. “Estas personas sufren un riesgo de exclusión social muy alto si no tienen empleo”, remarcó Salgado, que recordó que el objetivo último de la propuesta es “mejorar la autonomía personal y la calidad de vida de nuestros asociados”.

En ese sentido, Dani Castro, uno de los participantes en la iniciativa, valoró que “para nosotros es una oportunidad de que se vea como llevamos a cabo nuestra labor y lo que somos capaces de aportar a la sociedad”. En la misma línea, su compañera de cuadrilla Beatriz Robles destacó la “ilusión y calidad” del trabajo realizado y recordó que los socios de la entidad también realizan obras de jardinería y poda en casas y fincas. “Esperamos poder realizar más obras para Ponferrada y para el Bierzo”, concluyó.

Beatriz Robles, miembro de la cuadrilla de Asprona Bierzo. / QUINITO

 

Dani Castro, miembro de la cuadrilla de Asprona Bierzo. / QUINITO