El municipio berciano de Toreno celebró ayer el desfile del Carnaval que inicialmente estaba programado para el 5 de marzo, pero que tuvo que ser aplazado por el mal tiempo de aquel fin de semana.

Así, con temperaturas casi veraniegas y el sol en el cielo, cientos de hadas, seres de fantasía e incluso palomitas desfilaron por las calles de la localidad.