CCOO afirma que Compostilla II podría convertirse en  “la primera central térmica de combustión limpia del carbón”. El sindicato explica en un comunicado que en la central se han realizado “ensayos con resultados más que positivos”, que ponen de relieve que las emisiones están por debajo de lo exigido por la normativa europea de emisiones industriales para 2020. No obstante, para conseguir la combustión limpia sería imprescindible, según el sindicato, “no hay que dejar escapar la gran oportunidad de desarrollar una segunda generación de tecnologías de captura de CO2 en las instalaciones colindantes de Ciuden, de cara a su aplicación inmediata a las centrales”.

Según el sindicato, la inversión necesaria para aplicar las tecnologías ensayadas sería de “muchísima menor cuantía” que la prevista para la construcción de las plantas de desnitrificación clásicas. Por lo tanto, se trata de una cuestión de voluntad política, dado que es necesario que los políticos cumplan lo prometido en el Plan del Carbón en cuanto a ayudas ya anunciadas para la desnitrificación.