El consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, defendió hoy la “absoluta transparencia” de la Junta respecto a las listas de espera hospitalarias, en las que aseguró que “en ningún momento se han hecho maquillajes”, después de la filtración del documento que planteaba realizar una operación de este tipo en el Hospital Universitario de Burgos (HUBU) y que ha provocado la dimisión de la responsable del área quirúrgica. “Aquí no hay ninguna interferencia”, insistió el consejero.

Al respecto, Sáez Aguado recordó que “los jefes de cirugía del HUBU han salido hoy a la palestra para expresar su preocupación y enfado”, ya que son los responsables de la elaboración de esas listas de espera. “Como profesionales no pueden asumir que se dude del cumplimiento de las normas de gestión de esas listas”, explicó el consejero, que aseguró que “los pacientes se inscriben en la lista de espera el mismo día o al día siguiente de que un facultativo lo prescriba”.

En cuanto al Hospital del Bierzo, Sáez Aguado valoró que ha sido el centro que más ha reducido la demora media y uno de los que más ha reducido el número de pacientes que esperan por una operación. En ese sentido, el consejero reiteró el “compromiso” de situarse alrededor de la cifra de 2.000 pacientes esperando una operación en la comarca al finalizar el año. “Creo que lo podemos conseguir”, aseguró Sáez Aguado, que valoró los “resultados positivos” registrados en el área de salud del Bierzo en el último trimestre.