El alcalde de Corullón, Luis Alberto Arias, anunció hoy que el Ayuntamiento solicitará la declaración de zona afectada gravemente por una emergencia, después de que el granizo caído en la tarde de ayer haya llegado a dañar hasta el 80 por ciento de los cultivos del municipio que sobrevivieron a las heladas de hace escasas semanas, según los primeros cálculos que manejan los responsables municipales. “Ha afectado a las zonas de viñedo que no habían helado y ha dejado los cultivos de castaño y cereza triturados”, lamentó Arias, que calificó la situación de “terrible”.

Además, según explicó Arias, la fuerza del agua, que cayó durante 40 minutos de manera ininterrumpida, provocó inundaciones en el núcleo del municipio. Los arrastres de tierra llegados de las zonas altas ocasionaron inundaciones en bodegas y en bajos de casas, según informó el regidor, que adelantó que convocará un pleno extraordinario para analizar la situación y enviar una moción a la Junta para recabar su apoyo.