La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) reclama un refuerzo de las plantillas y la apertura de espacios cerrados para aliviar la “saturación” de las urgencias en el Hospital del Bierzo, además de los centros vallisoletanos de Río Hortega, el Clínico Universitario, el Centro de Urgencias Arturo Eyries y Hospital de Medina del Campo, de la provincia de Valladolid, así como otros centros de la Comunidad.

En ese sentido, el sindicato pidió a la Junta que tome las medidas necesarias, “para ofrecer unas urgencias y unos servicios sanitarios y hospitalarios de calidad, sin colapsos, sin demoras insoportables y con la atención que merecen los ciudadanos”. Para ello, exigió “que se cubran las plantillas con los refuerzos y las sustituciones que sean necesarias”.

Asimismo, la organización sostuvo que los recortes y la reducción de personal sanitario están, en buena medida, en las causas de esta situación, lo que a juicio del sindicato se hace más evidente en periodos como éste por la expansión de la gripe y otras afecciones crónicas provocadas por la climatología invernal. Así, los pacientes en Urgencias del Hospital Río Hortega se han llegado a duplicar, con hasta 500 atenciones diarias, y esperas que han llegado a siete y ocho horas, con retrasos en los ingresos por la falta de camas.

CSIF Castilla y León denunció que, en este momento existe un déficit de cientos de trabajadores sanitarios en la Comunidad, que en el ámbito nacional alcanza los 35.600 empleos. Por ello, el presidente nacional de CSIF, Miguel Borra, y el vicepresidente del sector Nacional de Sanidad del sindicato, Fernando Hontangas, se reunieron con la ministra de Sanidad, Dolors Montserrat, para abordar este y otros problemas que debe afrontar el Sistema Nacional de Salud, como es la eventualidad, que afecta a un 30 por ciento de toda la plantilla (104.000 personas).