El sindicato CSIF calificó el encuentro que este viernes mantendrán los alcaldes del Bierzo con el Gerente Regional de Salud, Rafael López, de “estrategia lamentable” cuyo único objetivo, denunciaron, sería “quitar fuerza y desactivar la manifestación del 23 de febrero”, programada por la plataforma en defensa de la sanidad pública del Bierzo y Laciana. Los responsables sindicales criticaron que esa supuesta estrategia esté “liderada por la alcaldesa de Ponferrada y orquestada por la Gerencia del Área de Asistencia Sanitaria del Bierzo y la propia Consejería de Sanidad”.

En esa línea, criticaron que la reunión se produzca a seis días vista de dicha manifestación y recordaron que “desde hace mucho tiempo ningún mandatario de la Consejería de Sanidad se había dignado a venir al Bierzo para explicar a todos los alcaldes la situación de nuestra sanidad y los futuros proyectos de la consejería para mejorar la misma”, además de señalar que el Consejo de Salud del Bierzo lleva “muchísimo tiempo” sin convocarse.

En ese sentido, CSIF consideró que la visita de López corrobora el “apoyo incondicional” de la Consejería de Sanidad al Gerente del Área de Salud del Bierzo, José Antonio Visedo, cuya trayectoria en el Bierzo en menos de un año, señalaron, “está marcada y destaca por los ceses y dimisiones en las distintas direcciones, subdirecciones, equipos directivos y jefes de servicio, tanto del Hospital del Bierzo como de Atención Primaria”.

En la misma línea, consideraron que la situación “deja de manifiesto que el proyecto que ha querido imponer la gerencia de asistencia sanitaria del Bierzo no encaja entre nuestros profesionales”. “Porque posiblemente no sea viable, y lejos de mejorar la sanidad en nuestra comarca lo que está llevando a cabo es un retroceso en la misma; prueba de ello son los últimos datos del tiempo medio de espera de la lista de quirúrgica”, añadieron.

En su comunicado, el sindicato animó a todos los bercianos a “acudir de forma masiva” a la manifestación convocada por la plataforma, con el objetivo de “dejarle claro a la Consejería de Sanidad que a los ciudadanos del Bierzo y Laciana no nos van a parar y que vamos a seguir luchando por tener una sanidad pública de calidad”.