El presidente de la Diputación de León, Juan Martínez Majo, que se reunió este miércoles con la presidenta del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Bierzo, Misericordia Bello, y puso de relieve que el sector del vino es uno de los más importantes para la provincia y con mayor peso dentro de la agroalimentación. Por ello, argumentó que el objetivo de la institución provincial pasa por poner en marcha “una estrecha colaboración con los viticultores, en especial para consolidar las actuaciones encaminadas a la internacionalización y el conocimiento de nuestros grandes caldos”.

Del mismo modo, Majo reconoció el esfuerzo que se lleva a cabo desde la DO Bierzo para su promoción “tal y como se constata con las cifras que apuntan a un incremento de la producción, superando los nueve millones de botellas vendidas”.

Durante el encuentro, Misericordia Bello transmitió al presidente de la institución provincial la realidad del sector en la comarca berciana y las principales necesidades que tienen los viticultores en este momento. Sobre la mesa también se pusieron otros asuntos como las principales líneas de actuación que se llevarán a cabo para conseguir dar a conocer la calidad de los vinos del Bierzo, a través de iniciativas que se desarrollarán dentro y fuera de las fronteras de la provincia, al tiempo que hablaron sobre la promoción de los caldos bercianos, incluidos dentro de la marca Productos de León.