Los dos primeros tramos ( Villamartín de la Abadía-Requejo y A Veiga de Cascallá (Rubiá)-O Barco) de la futura autovía A-76, que comunicará Ponferrada con Ourense saldrán a información pública en el primer semestre de 2017. Este dato fue facilitado ayer por el diputado popular Celso Delgado Arce, que coincidió con el PP leonés en que la ejecución de los citados proyectos deberían salir a licitación antes de que finalice el presente ejercicio, según publica hoy el periódico orensano La Región.

Los dos primeros proyectos ya fueron entregados por la consultora pública Ineco, encargada de redactarlos, al Ministerio de Fomento. En la actualidad están revisando para sacarlos a información pública con el objetivo de que sean licitados en también este mismo año. 

El tramo A Veiga de Cascallá-O Barco tiene una longitud de 8,4 kilómetros y su construcción está valorada en 26,35 millones de euros. El tramo entre Villamartín de la Abadía y Requejo es de 7,6 kilómetros  y su presupuesto, de 35,26 millones.

El tercer tramo,  entre Requejo y A Veiga de Cascallá (en la frontera entre el Bierzo y Orense) es el que mayor retraso sufre, tras la impugnación de los pliegos para la redacción de su proyecto, junto a los de otros proyectos y obras del país, por parte de una empresa de constructores de Andalucía. 

Fomento decidió volver a someterlo al trámite de licitación en abril, una vez corregidos los pliegos. El Boletín Oficial del Estado lo anunciaba el 2 de abril, fijando como fecha límite para presentar las ofertas el 25 de mayo. La redacción del proyecto no ha sido adjudicada por el momento. Esta valorada en 2,95 millones de euros, siendo el plazo de ejecución de 18 meses. 

Además, este tercer tramo de la A-76 es el que presenta más complicaciones, pues afecta al parque natural Serra de Enciña da Lastra. Su trazado contempla la construcción de tres túneles, diez viaductos y un enlace con la localidad de Biobra (Rubiá). El coste de su construcción fue valorado inicialmente en 223 millones.