La alcaldesa de Ponferrada, Gloria Fernández Merayo, junto a la concejala de Hacienda, Amparo Vidal, ha presentado este miércoles en la sala de juntas del Ayuntamiento las líneas fundamentales del proyecto de Presupuestos para 2016, fijado finalmente en una cantidad algo superior a los 51 millones de euros, lo que supone una reducción respecto a los 53,8 millones presupuestados para el 2015.

Sin embargo, tanto la alcaldesa como la concejala han mostrado su conformidad con las cuantías presentadas (de las cuales 2,6 millones de euros serán con cargo a fondos propios del Ayuntamiento) debido a su realismo, algo mucho más importante para las dos populares que el hecho de la reducción de las cifras.

En este sentido, Amparo Vidal ha destacado por encima de todo “la posibilidad de ejecución de cualquiera de las partidas desde el día uno de su aprobación definitiva. Lo importante y la tranquilidad viene de no depender de nada externo al Ayuntamiento”. Aunque ha reconocido que han tenido que ser “menos ambiciosos” de lo que les gustaría, “sobre todo en el apartado de personal, donde el aumento del número de bomberos hubiera sido un punto a cubrir”.

Los presupuestos del 2016 se ajustan a las inversiones directas de la institución municipal, es decir, en esos 51 millones de euros solo se incluyen los gastos del propio Ayuntamiento. Cantidades que pueden verse aumentadas con subvenciones y ayudas procedentes de otros órganos como serían la Junta, el Gobierno estatal, la Unión Europea,… Unos ‘extras` en los que confía Gloria Fernández Merayo, quien espera que a final de 2016 se pueda hablar de una inversión mayor a la inicialmente fijada, lógicamente, sin  que ello incluya el aumento de la deuda, otro de los grandes obstáculos del actual gobierno, que tendrá que hacer frente a varios pagos, entre los que destacan los 1,8 millones de euros de los créditos ICO, cuyos pagos de 2014 y 2015 fueron aplazados por una moratoria.

Tampoco faltó en la presentación del proyecto de los presupuestos, todavía sin aprobación definitiva, las menciones al resto de grupos políticos que han colaborado en su confección, especialmente al PSOE, que “los secundará desde la abstención en un ejercicio de responsabilidad política y de apoyo no al PP, sino a Ponferrada”, como ha declarado Merayo, que tampoco ha olvidado el agradecimiento a Ciudadanos y a Coalición por el Bierzo (CB).

En este punto, la alcaldesa ha valorado el “amplio” consenso político en la confirmación de estos presupuestos, que, tras someterse a la Comisión Informativa el 5 de enero, serán, salvo sorpresa, aprobados definitivamente en el pleno del 11 de enero, cuando “17 de los 25 concejales los apoyarán, representando a más del 70% de los votantes ponferradinos”.

Partidas por áreas

Los presupuestos de 2016 de Ponferrada tienen en la inversión en acción social una de sus grandes novedades, ya que el incremento de las partidas destinadas a este área ha sido uno de los puntos fundamentales para que el PSOE apruebe las cuentas a través de su abstención, como ha reconocido la propia Merayo, quien no ha dudado en sentenciar que es “el tiempo de las personas y de las ayudas sociales”.

En concreto, en esta parcela el incremento más representativo será el de un 20% de aumento en los presupuestos destinados a prestaciones económicas ante casos de emergencia social.

Algunos de los datos más concretos confirmados este miércoles han sido los 7.731.000 euros para partidas a transferencias corrientes (realizadas a ONG, centros culturales, asociaciones deportivas,…), los 180.000 euros para la accesibilidad de los edificios, donde entra la cuantía destinada al acondicionamiento del ayuntamiento; los 90.000 euros designados para El Toralín,…

Otras inversiones serán conjuntas entre el órgano municipal de Ponferrada y diferentes instituciones. Una de ellas es la adquisición de material informático, que será financiada con 1.570.000 euros, de los que más de 1.000.000 procederán del Programa Redes. O las obras en los márgenes del río, en las que el Ayuntamiento invertirá 245.000 euros por los 400.000 de la Confederación.

Otro de los puntos fundamentales será la reactivación del proyecto del Centro Logístico (Cylog), al que la Junta destinará 530.000 euros más allá del anterior convenio, cantidad que se podría incrementar hasta el millón de euros tras el compromiso del consejero de Fomento con Merayo, como ella misma ha reconocido.

En cuanto a los ingresos de los que dependerán el incremento del presupuesto presentado para 2016, el principal será el obtenido de la venta del solar del antiguo cuartel de la Guardia Civil, de donde el Ayuntamiento espera obtener cerca de dos millones euros.