El presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, pedirá en la Conferencia de Presidentes, que se celebra la próxima semana en el Senado, un gran pacto industrial en España y una estrategia global de lucha contra el declive demográfico, defenderá el carbón y los fondos de la Comunidad en la futura PAC, reclamará un impuso a las políticas activas de empleo y exigirá la conclusión de infraestructuras como las autovías del Duero y la León-Valladolid. Asimismo, apostará por un nuevo modelo de financiación autonómica que tenga en cuenta el coste real de la prestación de servicios en la Comunidad, mediante una evaluación efectiva de los mismos y desde el establecimiento de un catálogo de prestaciones básicas para toda España; y demandará  la eliminación de la tasa de reposición para poder mejorar las plantillas en sanidad, educación y servicios sociales.

Estas fueron las principales cuestiones que se pusieron sobre la mesa durante un encuentro mantenido hoy por el máximo responsable del Ejecutivo regional, con los integrantes del Consejo del Diálogo Social, para fijar una postura común y precisa ante la celebración del foro de autonomías. El encuentro contó con la participación del consejero de Empleo y coordinador del Diálogo Social en la Comunidad, Carlos Fernández Carriedo; los secretarios autonómicos de CCOO y UGT, Ángel Hernández y Faustino Temprano, y el presidente de la Confederación de Organizaciones Empresariales de Castilla y León (Cecale), Santiago Aparicio.

Fernández Carriedo consideró el encuentro “muy interesante y útil” para conformar una intervención de Herrera en la conferencia que concentre todas las inquietudes de Castilla y León, en el breve espacio de tiempo con el que contará. El consejero incidió en el “respaldo y apoyo” del los integrantes del Diálogo Social a Herrera en cuatro temas esenciales que trasladará en el encuentro del día 17.

Financiación suficiente

En este sentido, remarcó que en materia de servicios públicos, cohesión social y financiación, todos apostaron por la reforma de un modelo “insuficiente” que presenta unos ingresos a cuenta que no permiten ni siquiera hacer frente al pago de los servicios públicos esenciales en la Comunidad. El consejero de Empleo insistió en que es “imprescindible” una mejora del sistema que “tenga en cuento el coste diferencial” de prestar servicios en el medio rural y para una población de edad avanzada. Asimismo, expuso que Herrera, pondrá encima de la mesa la necesidad de eliminar la tasa de reposición de los empleados públicos, para poder contratar más personal que garantice una prestación de calidad.

En este tema, Ángel Hernández indicó que el problema del sistema de financiación no está en los gastos sino en los ingresos y se decantó por un reforma fiscal, que acabe con un fraude que anualmente asciende a 90.000 millones en España. El dirigente sindical criticó un sistema “dado la vuelta, lleno de parches y reparches para contentar a todos” que “se aleja de la igualdad y la equidad”.

Hernández reclamó además, que una agencia de evaluación de la calidad se encargue de medir con “credibilidad” los costes del sistema partiendo de un catálogo de servicios igualitario para todos. Asimismo, apoyó que se incluya en el sistema la Ley de Dependencia, y exigió que el Estado cumpla con su parte, “sobre todo con Castilla y León que es la autonomía que más esfuerzo financiero está haciendo en esta materia en España”. Aseveró que es precisó introducir también una renta básica nacional, que complemente la de las autonomías.

Faustino Temprano indicó que esperan que la Conferencia de Presidentes fije las bases para que a lo largo de 2017, se pueda cerrar el nuevo modelo de financiación, y que se pueda incorporar ya a los presupuestos de 2018. “El modelo actual no sirve para nuestra Comunidad, porque sólo tiene en cuenta la población, cuando también debería contemplar la superficie y el envejecimiento”, dijo.

Temprano también defendió que el nuevo modelo debe salir de un consenso multilateral, nunca de pactos bilaterales, y consideró también esencial que se defina un catálogo común de servicios y se elabore un estudio real del coste que supone prestarlos en cada territorio.

El ugetista también reclamó financiación para la Ley de Dependencia y apoyó asimismo la eliminación de la tasa de reposición para dotar de empleo de calidad la prestación de servicios en la Comunidad. Agregó que junto a la reforma de este modelo, también es preciso abordar la financiación local, que constituye un “grave problema” para los municipios.

Para mejorar los ingresos, indicó que es preciso una nueva ley de fiscalidad, que permita un reparto más justo y aseguró que “hay dinero suficiente” si se lucha con los medios adecuados contra el fraude fiscal.

Por su parte, el presidente de Cecale, Santiago Aparicio, repitió que “el modelo no sirve y es absolutamente injusto” y remarcó que es preciso un análisis pormenorizado de sus costes y la definición de un catálogo común para buscar ingresos fijando copagos farmacéuticos y hospitalarios “justos y razonables”, que permitan su sostenibilildad. Rechazó en este sentido, que se trate de mantener la prestación de servicios con medidas fiscales como el céntimo sanitario, y abogó por luchar contra el fraude fiscal “de forma contundente”. En este aspecto, Fernández Carriedo indicó que la Junta rechaza el copago hospitalario, pero estaría dispuesta a analizar de nuevo el farmacéutico, desde la óptica de proteger a las rentas más bajas.

Lucha demográfica

Fernández Carriedo expuso como segundo bloque consensuado, la necesidad de poner en marcha una estrategia global de lucha contra la despoblación; porque es un problema que no sólo afecta a las ocho autonomías que han creado un frente común en esta materia, sino al conjunto de España y de la UE, con bajísimas tasas de natalidad. Aseveró que la demografía “debe ocupar la primera línea de la acción política” tanto de España como de la UE.

El secretario general de CCOO manifestó, en este sentido, que el plan nacional se debería elaborar en cooperación con las entidades locales, sobre todo con las diputaciones; y planteó que se reclame a Europa, una política demográfica, que aporte fondos para repoblar varias zonas geográficas. Advirtió de que si no se actúa ya, en el futuro habrá problemas de mano de obra, y la que llegue de fuera “no será blanca no cristiana, y podrá generarse un problema de cohesión social, que podrá llegar a la xenofobia”.

En este sentido, Faustino Temprano también defendió que es importante que se elabore un plan nacional de lucha contra la despoblación para lograr la “cohesión demográfica”

Industria, empleo, carbón y PAC

El tercer bloque que el presidente regional llevará al foro político girará en torno a cuestiones de economía y empleo. En concreto, Fernández Carriedo recalcó que propondrá un pacto industria en España, al igual que el consensuado en la Comunidad. Asimismo, indicó que planteará una reflexión sobre las políticas activas de empleo, su impulso por parte del Estado y el papel que deben jugar las autonomías. En tercer lugar, constató que Herrera insistirá en la defensa del sector del carbón, como estratégico dentro del pool energético; y también reclamará que se mantengan los fondos que percibe la Comunidad, en la futura reforma de la PAC, 1.000 millones al año, ante la importancia que tiene el sector agrario para el sostenimiento del mundo rural.

Al respecto, Faustino Temprano exigió al Gobierno que proteja el carbón y sino es así que defina su modelo energético a partir del año 2020, cuando está previsto el cierre de todas las minas que no sean rentables. El líder ugetista también defendió el papel de la Comunidad, en la negociación de la futura PAC; y en políticas activas de empleo, demandó que el Estado recupere los fondos que destinaba a este fin antes, porque en la actualidad, dijo, sólo están financiadas por las autonomías.

El presidente de la patronal regional consideró básica la aprobación de una ley de industria pero se centró en reclamar que los prepuestos de el Estado y las autonomías lleguen al tres por ciento de fondos para I+D+i, ya que será, a su juicio, la única vía para que España vuelva a ser la novena economía mundial. Unas partidas que, dijo, “deben servir de acicate”, para el trabajo conjunto entre las empresas y las universidades.

Infraestructuras

Por último, Fernández Carriedo explicó que el presidente regional también defenderá la necesidad de la conclusión de varias infraestructuras en la Comunidad, que han sufrido, dijo, un “excesivo retraso histórico” o se han paralizado como consecuencia de la falta de fondos por la crisis económica. Al respecto, se refirió como ejemplo a las autovías del Duero y la León-Valladolid, que “merecen un impulso”, dijo. “Castilla y León ha sido generosa y responsable durante la crisis y no puede seguir sufriendo más retrasos en estas infraestructuras”, resumió.