El Hospital El Bierzo investiga la aparición de un feto muerto, este pasado domingo, en los baños del área de Urgencias del centro médico de referencia en la comarca, según confirmaron a Ical medio fuentes del hospital comarcal. Los hechos se habrían producido en la mañana del domingo, cuando una paciente aquejada de fuertes dolores abdominales y con pérdidas expulsó el feto en los servicios, de aproximadamente ocho meses y dos kilos de peso. La joven estaba a la espera de ser examinada. Todo indica que se trata de un aborto natural en un avanzado estado de gestación. 

Al entrar en urgencias le preguntaron si estaba embarazada a lo que respondió que no. Su madre, que la acompañada, desconocía al parecer el estado de su hija y creía que estaba sufriendo algún problema de tipo ginecológico o incluso renal. Las mujeres habían sido desviadas al Hospital desde las urgencias del centro de salud de Toreno.

Habrían sido los gritos de una mujer que entró posteriormente al baño los que pusieron en alerta al personal sanitario. Según trabajadores del hospital, la joven se encuentra actualmente ingresada en el hospital y su estado de salud es bueno