El incendio forestal, que se declaró hoy a las 8.15 horas en el municipio de Bouzas (El Bierzo, León), fue declarado de nivel dos por la peligrosidad de las llamas, debido a la elevada velocidad del viento, y su posible afección a los municipios de San Cristóbal de Valdueza y Manzanedo de Valdueza. Numerosos medios aéreos y terrestres de la Junta y del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente intervienen en las labores de extinción de este fuego que afecta a matorral y masas arboladas, según informó la Consejería de Fomento y Medio Ambiente.

Asimismo, la Delegación Territorial de la Junta en León, que declaró el nivel dos de peligrosidad, ha constituido el CECOPI (Centro de Coordinación Operativo Integrado). Los medios movilizados son dos helicópteros, cuatro cuadrillas de tierra, dos camiones autobomba, un bulldozer y cuatro agentes medioambientales. El viento está dificultando las labores de los helicópteros y se ha solicitado la actuación de la Unidad Militar de Emergencias (UME).

Asimismo, el incendio, presumiblemente provocado, es para el Ayuntamiento de Ponferrada una “verdadera catástrofe”. Las condiciones meteorológicas, con fuertes rachas de viento, entorpecieron los trabajos de los efectivos dispuestos en la zona. A lo largo de la mañana el fuego llegó desde la zona alta donde se originó hasta la carretera que une Ponferrada con el Morredero y habría saltado hasta el lado contrario.

Además, la gran columna de humo, visible desde Ponferrada y desde gran parte de la comarca provocó inquietud en los vecinos. Las llamas llegaron a acercarse a poco más de un kilómetro de distancia de la localidad de San Cristóbal de Valdueza.