El vicepresidente de la Diputación de León para el Bierzo, Ángel Calvo, reiteró hoy que la institución provincial sigue trabajando de manera “intensa y callada” para la implantación de los parques comarcales de bomberos en la provincia, aunque descartó la posibilidad de que puedan estar en marcha este año porque todavía quedan muchos trámites por acometer. Sin embargo, Calvo puntualizó que “cuando la máquina empiece a rodar, será cuestión de ajustes”.

De cualquier forma, Calvo aseguró que donde no habrá ningún tipo de problemas es en la disponibilidad presupuestaria, que ascenderá a seis millones de euros para este plan, para el que próximamente se darán a conocer las ubicaciones. “Por primera vez existe un presupuesto digno, no una manera de cubrir el expediente”, declaró.

En relación al incendio declarado el sábado en la planta de Embutidos Rodríguez, en Soto de la Vega, y para el que algunas voces aseguran que la presencia de un parque comarcal en Riego de la Vega habría reducido los efectos del fuego, Calvo consideró que “es especular demasiado” sobre lo que habría ocurrido, ante lo que insistió que desde la Diputación se sigue trabajando “mucho y a puerta cerrada”