El ayuntamiento de Ponferrada ahorró entre marzo de 2014 y el mismo mes del año siguiente un total de 370.000 euros en concepto de factura eléctrica, tras las obras puestas en marcha por los responsables municipales para mejorar la eficiencia energética de diversos edificios de titularidad municipal, entre los que destacan la propia casa consistorial. El dinero no gastado se utilizará para iniciar varias actuaciones solicitadas por el Ayuntamiento y que costeará la empresa pública Somacyl.

En ese sentido, la primera de las actuaciones consistió en dotar de alumbrado público, por primera vez, a la calle La Tau, en pleno casco antiguo de la ciudad. Los trabajos consistieron en la instalación de cinco proyectores LED de 27 W. La inversión de 27.644 euros también permitió ejecutar la obra civil que supone esta instalación. Al respecto, el concejal de Medio Ambiente de Ponferrada, Roberto Mendo, destacó que esta zona “no disponía de iluminación de ningún tipo y por fin ha sido surtida con esta dotación tan necesaria”.

Fuentes municipales señalaron que el ahorro en la factura eléctrica, permitirá poner en marcha otras actuaciones de colocación y mejora de los alumbrados en varios puntos del municipio. Al respecto, las fuentes indicaron que esos trabajos “se darán a conocer próximamente”.