La consejera de Agricultura y Agricultura y portavoz de la Junta de Castilla y León, Milagros Marcos, defendió este jueves el mantenimiento de la actividad de Unión Minera del Norte SA (Uminsa) con la creación de una empresa. De esta manera, el grupo del empresario leonés Victorino Alonso busca evitar el embargo de 35 millones de euros por la desaparición de más de medio millón de toneladas de carbón propiedad de la empresa pública Hunosa que tenía en depósito.

La noticia, que fue dada a conocer ayer por Castilla y León Televisión, permitirá que Uminsa pueda continuar con el suministro a la central de Compostilla mientras se resuelve su recurso ante los tribunales. La empresa del Grupo Alonso quiere constituir una nueva sociedad, alquilando para ello las explotaciones de Uminsa y subrogando a los trabajadores para evitar la aplicación del Expediente de Regulación (ERE) acordado.

Marcos aprovechó este asunto tras la reunión del Consejo de Gobierno de hoy para reiterar que la Junta trabaja para el Ministerio de Industria, Energía y Turismo cumpla con los compromisos alcanzados con el sector del carbón. También para que el nuevo plan o mix energético tenga en cuenta el carbón nacional. No en vano, recordó, en declaraciones recogidas por Ical, que la importancia del mineral local quedó demostrada hace unas semanas con la ola de frío que azotó a España y que permitió un suministro a las centrales térmicas y, por lo tanto, resolver un “gran problema”.