Las dos menos acusadas de agredir a la conserje del colegio Jesús Maestro del barrio ponferradino de Cuatrovientos se encuentran ya en internamiento terapéutico cerrado a petición de la acusación particular. Así lo ha confirmado la letrada de la víctima Ruth Santín que ha pedido además una indemnización económica por daños y una orden de alejamiento de seis meses, al tiempo que trata de identificar a un tercer agresor, este mayor de edad, y presuntamente pareja de una de las dos chicas ya procesadas. 

“El internamiento terapéutico cerrado para las menores se ha pedido en virtud de las carencias importantes que presentan. Esperamos que sea una medida buena para ellas dado que son menores problemáticas. Desgraciadamente son ya conocidas por este tipo de actos“, declaró la letrada. Las jóvenes permanecerán internas a espera de que se fije el señalamiento del juicio

En cuanto al joven mayor de edad, Santín asegura que la víctima se acordaría y podría identificar al presunto agresor si lo viese, por lo que “solicitamos la averiguación de su paradero y una ronda de reconocimiento. El chico está aquí, en Ponferrada, y aunque no está confirmado parece que es pareja de una de las dos menores. No se identificó en su momento y queremos que se identifique ahora“. Esa parte procesal la está llevando el Juzgado número 5 de Ponferrada que será quien dirima las fases de declaración, instrucción “y dependiendo de la fase de instrucción se le pediría una cosa u otra“. 

La conserje se encuentra “más tranquila” con estas medidas después de pasarlo “muy mal” tras la agresión. “Ella tiene su vivienda en el colegio y durante un tiempo tuvo que abandonarla porque tenía miedo. Nunca se va a quedar satisfecha después de lo que le han hecho pero ahora está tranquila porque no se le pueden acercar“, zanjó.