Los alcaldes de los municipios por los que discurre el Camino de Invierno se han reunido este viernes en la Casa de la Cultura de Villalibre para acordar crear una asociación y hacer, así, más presión en las instituciones. “Queremos formar una asociación para aunar esfuerzos y empezar a pedir proyectos en común. De esta manera también será más fácil acceder a las diferentes instituciones estatales y regionales y por qué no a proyectos europeos”, declaró esperanzado el regidor de Priaranza del Bierzo, José Manuel Blanco.

El segundo paso a efectuar inmediatamente después de la creación de la asociación de municipios del Camino de Invierno sería implicar a las empresas privadas para “hacer determinados eventos a lo largo del camino”, explicó Blanco. En definitiva, “crear una marca Camino de Invierno, para hacer ferias y otras muchas actividades”.

La reunión ha sido una toma de contacto para estrechar las relaciones entre municipios aunque Blanco ve un cambio a mejor en la predisposición de los regidores. “Lo que vamos a plantear es una mesa de trabajo para establecer unos estatutos e ir marcando ya unas pautas. Creo que es por donde tienen que ir los tiros, ver todo el camino de invierno como uno y no como un trocito. En la primera reunión que tuvimos venía la gente despistada pero ahora vienen mas centrados, con muchas ganas, y hay otra actitud totalmente distinta. Están totalmente involucrados todos los alcaldes”, subrayó.

La ruta ya está reconocida como Camino, ahora lo que faltaría para cumplir los deseos del regidor berciano es que sea nombrado BIC (Bien de Interés Cultural) porque como él entiende “es un camino espectacular. Hay que señalizarlo pero yo que lo hice hace ya años puedo decir que tiene una arquitectura impresionante, discurre por la ribera sacra e incluye patrimonios de la humanidad… Es fantástico”.

Manifestaciones públicas como la reunión de este viernes ayudan a que el camino se vaya conociendo más y ya se está traduciendo en un aumento de visitantes, “Lo que ahora mismo prima es la creación de una pequeña red de albergues. Ahí sí que había que involucrar a las instituciones y puede ser una llamada fuerte para los caminantes. La tendencia está al alza. Antes pasaba alguna persona y ahora pasan casi continuamente. No es una cantidad excesiva pero pasan 7 u 8 personas cada día”, concluyó.

Imágenes de la reunión por Quinito