Efectivamente, las derrotas sufridas contra todo pronóstico ante el Somozas y el Palencia en El Toralín, equipos que llegaron a Ponferrada en puesto de descenso, y que siguen en esos puestos todavía, han impedido que tras disputarse la jornada número 34, y conocer los resultados de la misma, que la Ponferradina ocupara puesto de playoff en vista de que el Pontevedra perdió en tierras coruñesas ante el Somozas, de ahí que si se sumaran al casillero de la Deportiva esos seis puntos antes citados, la Ponferradina tendría 56 puntos y el Pontevedra 55.

En fútbol no puede haber margen de error, pues si eso sucede se llega a situaciones como en la que está ahora la Deportiva al tener que depender de terceros para conseguir el objetivo que se había fijado el club, es decir, disputar el playoff y retornar a la categoría que había perdido después de militar cuatro temporadas consecutivas en la misma, la Segunda División A. Ese objetivo todavía podría conseguirse, pues restan cuatro jornadas por disputarse y el Pontevedra, que es el que ocupa el cuarto puesto de la clasificación, y por ello el que marca el último puesto de playoff, tiene cinco puntos más que la Ponferradina, el Pontevedra con 55 puntos y la Ponferradina 50, pero si bien parece imposible superar esos cinco puntos, al que hay que sumar uno más al tener ganado al conjunto gallego el gol average particular, en fútbol ocurren cosas que nadie espera y todo puede suceder en las cuatro jornadas que restan.

Miguel Ángel Álvarez Tomé decía en la rueda de prensa del pasado viernes que había que tratar de ganar al Burgos para poder colocarse en los puestos altos de la clasificación, y ese primer objetivo se cumplió tras realizar su equipo ante el Burgos CF un buen partido y ganar por 4-2 a los burgaleses, donde en la victoria tuvo mucho que ver la gran actuación de Yuri, uno por ser el autor de un gran gol en acción brillante en el interior del área, y otra al ceder un balón en bandeja a Adán Gurdiel para que el canterano colocara el 3-1 en el electrónico. Antes, Andy había marcado el primer gol del partido de fuerte disparo desde fuera del área, y Cidoncha marcaría el cuarto y último gol del partido cuando restaban 7 minutos para el final del encuentro.

Mientras haya vida hay esperanza y la próxima prueba la tendrá la Ponferradina la próxima jornada al enfrentarse al Lealtad de Villaviciosa en tierras asturianas, para seguir con la visita del Valladolid B al Toralín, viajar a Pamplona para medirse al Osasuna B, y cerrar la temporada 2016-17 en El Toralín ante el Tudelano. En estas cuatro jornadas se despejará la incógnita de si la Deportiva lucha por el ascenso, o permanece una temporada más en la Segunda División B.