Este fin de semana los motores volvían a rugir en el Circuito de Albacete, donde daba comienzo el Campeonato Interautonómico de Velocidad. El piloto berciano Héctor Yebra afrontaba la semana con la gran ilusión de comenzar una nueva temporada que lo llevará por los circuitos más importantes de todo el territorio nacional. En esta carrera ya se han hecho oficiales importantes novedades para los pilotos de la parrilla, que correrán en una categoría que finalmente recibirá el nombre de Hawkers Cup, ya que la importante marca ilicitana de gafas de sol, pasará a darle nombre a la Copa 85GP dentro del CIV. La presencia de firmas consolidadas en el mundo del motor como Hawkers, garantizarán una mayor cobertura mediática y apostarán por la promoción de los futuros talentos.

El piloto berciano y su equipo se desplazaban a tierras castellanomanchegas el pasado jueves para comenzar los entrenamientos libres, que se prolongarían durante toda la jornada del jueves y viernes. El equipo puso toda la carne en el asador para mejorar la configuración de la moto de cara a los entrenamientos cronometrados del sábado, previos a la 1ª manga de carrera del fin de semana que se disputaría ese mismo día.

A pesar de todos los esfuerzos del piloto berciano y su equipo, los problemas fueron en aumento durante toda la semana, debido al rebote de la moto, que no le estaban permitiendo a Yebra rodar a un buen ritmo. Equipo y técnicos oficiales introdujeron numerosos cambios en el setting de la moto sin conseguir resultados positivos, lo que provocó que el piloto no tuviese buenas sensaciones sobre su montura, siendo más evidentes en el paso por curva.

Una vez en los entrenamientos cronometrados, y a pesar de las adversidades, el piloto berciano logró colarse en la tercera línea de la parrilla con un 8º puesto, con la esperanza de poder aumentar el ritmo en carrera y escalar algunas posiciones. Algo imposible, ya que después de efectuar una gran salida en la manga del sábado, en la vuelta 5 Yebra se iba al suelo, quedándose sin la posibilidad de continuar en carrera y aumentando la lista de problemas que se venían sucediendo durante toda la semana. Por suerte, el piloto salió totalmente ileso de esta salida de pista, y el equipo se ponía manos a la obra para dejar lista la moto para la manga del domingo 7.

Ya en la jornada dominical, Yebra volvía a la parrilla de salida donde esta vez pudo desarrollar la carrera con mas solvencia, a pesar de seguir con problemas en la moto, y así poder coger puntos de cara al campeonato.

A pesar de los resultados, el equipo del piloto berciano mantiene su estado de ánimo intacto e intentará poner todo a punto para llegar a la siguiente carrera con el trabajo hecho, permitiéndole a Yebra luchar por los puestos de honor. La próxima prueba del Campeonato Interautonómico de Velocidad los llevará al Circuito de Montmeló el 27 de julio.