El grupo socialista en el Consejo Comarcal del Bierzo lamenta las últimas manifestaciones que los diferentes grupos políticos del Bierzo han llevado a cabo los últimos días sobre la posibilidad de un cambio de sede de la institución. 

“Sorprende, en particular, el desmarque de nuestro socio de gobierno, Coalición por El Bierzo, respecto a la necesidad o no de una nueva sede, cuando sus consejeros son conocedores al detalle de las limitaciones con las que contamos en nuestras instalaciones actuales para ofrecer un servicio de calidad a las gentes del Bierzo. De hecho, cuando el presidente, Gerardo Álvarez Courel, lo ha puesto en conocimiento públicamente, y ha reivindicado una ‘sede digna’ para el Consejo, el principal apoyo ha venido precisamente de Coalición por El Bierzo, con quien compartimos plenamente la necesidad de pedir más competencias a la Junta de Castilla y León para nuestra institución, pero también desde una atención mejor y un servicio de calidad”, se muestran molestos.

En opinión de los socialistas, todos los grupos políticos con representación en la institución comarcal “son conocedores de las limitaciones referidas y nunca, ninguno, ha salido al paso para decir que lo expresado por el presidente no se ajusta a la verdad”, defienden. El servicio de empleo no puede atender a las personas con dificultades de movilidad porque no es accesible y el servicio de protección a menores tendría carencias para prestar la atención, intimidad y respeto necesario a los menores de edad.

El pasado 17 de noviembre, el pleno del Consejo Comarcal decidió dejar sobre la mesa el punto del cambio de sede de la institución porque para los socialistas “una decisión de esa envergadura y que trasciende más allá de un solo mandato no se debe tomar a la ligera y requiere del mayor consenso y acuerdo posible entre las fuerzas políticas”. “Por eso, y aprovechando la constitución de la Junta de Portavoces del Consejo, se organizó una visita a un local, situado en el barrio de La Rosaleda de Ponferrada, para que los portavoces de los grupos políticos del Consejo pudieran, simplemente, valorar una de las posibles opciones de traslado de nuestra institución. Eso no implica nada de nada, sólo se trata de ser transparente en la toma de una decisión”, subrayan.

Los socialistas tampoco entienden las declaraciones del portavoz de Ponferrada en Común, Miguel Ángel Fernández, “porque en ningún momento se habló de una opción definitiva sino de una opción a tener en cuenta, dentro de las que, por parte del equipo de gobierno, pero también por parte de la oposición, se estudiarán como posibles emplazamientos futuros para la institución. En su caso, además, abunda en la demagogia, porque está en contra del posible traslado a una sede situada en La Rosaleda cuando por otro lado reclama a la Junta de Castilla y León una inversión de más de diez millones de euros en un solar, propiedad del ayuntamiento de Ponferrada que, casualidades del destino, también está en La Rosaleda”, critican.

Por último, la agrupación del PSOE en el Consejo Comarcal también se sorprende de la reacción de la Asociación de Comerciantes Templarium Ponferrada, “porque el Consejo atiende a todas las personas del Bierzo, y no solamente a los habitantes de Ponferrada. Y a todos ellos nos debemos. Y la capital del Bierzo es Ponferrada, pero en ningún sitio ni en ninguna Ley dice que la sede del Consejo deba estar en Ponferrada”, recuerdan.

“Es curioso”, para el PSOE, que “mientras la opción de traslado de la sede del Consejo a las oficinas de Ciuden en Compostilla no existía ningún inconveniente, en el momento en el que sale la palabra Rosaleda parece que se está nombrando al demonio. Nosotros no somos un comercio, nuestro servicio es gratuito, porque se paga con los impuestos de todos, y precisamente para dar un buen servicio es para lo que es necesario renovarse”, zanjan.