La asociación de comerciantes Templarium rechaza un traslado de la sede del Consejo Comarcal a las antiguas instalaciones de Cupa Pizarras. Esta semana, varios miembros de la institución visitaron las oficinas en las que antes se encontraba la la multinacional, que abandonó sus instalaciones en Ponferrada.

Por ello, el colectivo cree que instalarse allí supondría “recompensar el desplante que hizo a la ciudad”. “Cupa Pizarras trasladó hace meses a sus trabajadores de Ponferrada a otros lugares, no se preocupó lo más mínimo de la importancia que tenía para nuestra ciudad la ubicación en Ponferrada de su sede”, recuerdan desde Templarium.

Además, la asociación critica el precio que el Consejo Comarcal pagaría por el traslado. “Se lo vamos a recompensar con la firma de un contrato, que como mínimo parece ser que se encuentra muy por encima de los precios de mercado para las oficinas. Este dinero que supuestamente se le va a pagar en concepto de venta o alquiler, acabará en Estados Unidos, de donde procede el fondo de inversión propietaria de la multinacional”, lamentan desde el colectivo, que cree que el dinero destinado al traslado “debería reinvertirse en todos los bercianos”.