Los innovadores métodos educativos aparecidos en las últimas décadas destacan la importancia del sentido del tacto a la hora de potenciar el aprendizaje de los niños en sus primeras etapas formativas. Programas como Ucmas o Lego Robotix, que la empresa Abacus Innova desarrollará en un taller educativo que tendrá lugar en el Museo de la Energía de Ponferrada hasta el mes de junio, fomentan la capacidad de atención y concentración de los pequeños, algo que beneficia doblemente a los niños afectados por el trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH). Por eso, Adahbi, la asociación que agrupa a 90 familias del Bierzo con esta situación, ofrecerá descuentos por participar en la actividad y organizará encuentros de padres, simultáneos con las actividades de los niños, en los que las familias podrán buscar respuestas a sus dudas y compartir experiencias para aprender a formar adecuadamente a los pequeños.

“Siempre hemos tenido la idea de tener un punto de encuentro para padres”, explica Ana Lera, presidenta de la Asociación del Déficit de Atención con o sin Hiperactividad del Bierzo (Adahbi), que lamenta la pérdida de espacios para comunicarse con los demás. “Hace poco, en León, estuve en un calecho, que es el filandón que se hacía antes de la cena. Nuestros mayores sí tenían puntos de encuentro y se hablaba de todo, hoy no los tenemos”, explica. Los encuentros, que se celebrarán en un vestíbulo del propio Museo aprovechando la presencia de los pequeños en el recinto, estarán orientados a la búsqueda de respuestas y de formación.

“El inicio va a ser el entendimiento de una correcta actuación con el chico, empezar por entender que tenemos que formarnos, explorar nuestras inquietudes y saber que estamos en el mismo barco”, adelanta la presidenta de Adahbi. “Venimos a aprender, pero no en la línea de una escuela, vamos a aprender todos de todos. Cuando sea necesario, buscaremos información o contactaremos con expertos en cada campo”, añade, y avanza que los temas sobre los que tratarán los encuentros irán en la línea de la educación en la comunicación, la escucha activa, la inteligencia emocional o el rol a desarrollar en el interior de la familia. “Se trata de comunicarte con otras familias que tienen chicos de tu edad y que tienen los mismos problemas”, resume Lera.

La presidenta de la Asociación de Déficit de Atención con o sin Hiperactividad del Bierzo (ADAHBI), Ana Lera (D), junto a la directora del Museo de la Energía de Ponferrada, Yasodhara López (I), artífices del taller educativo Abacusque se imparte en las instalaciones del museo. / C. Sánchez

Ucmas y Lego Robotix

Mientras los padres celebran estos encuentros, los pequeños hasta nueve años de edad participarán en el taller educativo de Abacus Innova en el Museo de la Energía de Ponferrada, abierto al público en general, pero para el que los socios de Adahbi contarán con un pequeño descuento. Las dos sesiones semanales, de una hora de duración, tendrán lugar entre el 19 de abril y el 21 de junio y permitirán a los asistentes “tocar el aprendizaje”, según destaca la codirectora de la compañía, Noelia Valdueza, que subraya que “para niños con esta dificultad de aprendizaje es altamente beneficioso porque no están encorsetados”.

En ese sentido, Valdueza señala que los dos métodos usados en el taller, Ucmas y Lego Robotix, “potencian el desarrollo integral de las estructuras cognitivas desde un enfoque lúdico y motivador”. “No tienen que usar los libros, el aprendizaje no es algo abstracto, es algo tangible, lo cual aporta resultados muy positivos. Además, los niños no pasan mucho tiempo sentados, como en la educación tradicional, sino que el suelo cobra un plano muy importante en el desarrollo de su aprendizaje”, explica Valdueza. Con estas técnicas de enseñanza lúdica, los formadores mejoran la motivación de los pequeños. “En el momento que escuchan la palabra juego, el interés y la atención se disparan”, resume.

Al respecto, Ucmas, siglas de Universal Concept Mental Arithmetic System, nace en Malasia en el año 1993 y su principal herramienta es un instrumento milenario como el ábaco japonés. Cuando el ábaco físico se retira, los pequeños realizan los ejercicios mentales que mejoran su orientación espacial, su memoria visual y, por supuesto, su cálculo mental. Además, el método consigue un incremento de la actividad cerebral ya que “se utilizan las dos manos, lo que hace que funcionen los dos hemisferios del cerebro de manera simultánea y se multipliquen las sinapsis”, explica la codirectora de Abacus Innova. “Enseñamos a tocar los números, a potenciar el sentido del tacto como vía de aprendizaje”, resume.

Por su parte, Lego Robotix fue concebido en los años 80 por la división educativa del gigante danés de los juguetes, Lego Education. El método, utilizado en países como Finlandia, Suecia, Corea o Japón, también permite a los pequeños “construir su aprendizaje gracias al tacto”, con equipos de dos o tres niños, guiados por un tutor. El objetivo es que los pequeños desarrollen su “inquietud por tocar, descubrir y conocer”, a través de una propuesta pedagógica que fomenta el interés por la ciencia, la tecnología, la ingeniería, las matemáticas o la informática. En ella, los niños tienen que construir y programar un robot, lo que les permite “desarrollar competencias del siglo XXI, como el trabajo en equipo, el liderazgo, o la creatividad en la resolución de retos”, asegura Valdueza.

En esa línea, ambos programas están diseñados para una franja de edad que abarca desde los cuatro hasta los 12 años, un periodo en que el cerebro se desarrolla a gran velocidad, y pretenden “brindar los mejores estímulos para crear una buena base de redes neuronales que sirvan de cimientos para el aprendizaje”.

Taller educativo Abacus, organizado por la Asociación de Déficit de Atención con o sin Hiperactividad del Bierzo (ADAHBI), y el Museo de la Energía de Ponferrada, y que se imparte en las instalaciones del museo. / C. Sánchez

La incomprensión, el mayor problema

El trastorno por déficit de atención e hiperactividad es el trastorno neurobiológico con mayor incidencia en la población infantil y diversas fuentes sitúan su prevalencia, en mayor o menor grado de intensidad, entre un tres y un siete por ciento de la población infantil en edad escolar. “La incomprensión es el problema más grave con el que nos enfrentamos en el día a día”, explica la presidenta de Adahbi, que rechaza que todos los niños tengan que ser educados bajo las mismas pautas. “Ya basta con el dogma de que todos somos iguales. Todos somos diferentes y se deben establecer diferencias. No soy partidaria de la igualdad, sí de la equidad”, resume Lera, que sitúa el problema tanto en el ámbito de la enseñanza como en el familiar.

En ese sentido, Lera pone un ejemplo de las dificultades que deben afrontar los pequeños afectados por TDAH a la hora de realizar una tarea: “El tiempo hacia delante no funciona con ellos, porque nunca se acaba. En cambio, el cronómetro sí funciona, porque saben que les quedan 15 minutos, luego diez, luego cinco y se acaba en el cero. Sus tiempos de atención son más cortos”, recuerda la presidenta de la asociación, que destaca la importancia de “entender el trastorno” y reclama que las Consejerías de Salud, Familia y Educación dediquen recursos a la detección temprana.

Taller educativo Abacus, organizado por la Asociación de Déficit de Atención con o sin Hiperactividad del Bierzo (ADAHBI), y el Museo de la Energía de Ponferrada, y que se imparte en las instalaciones del museo. / C. Sánchez

‘Inno-bar’ y disciplina positiva

Entre las actividades que Adahbi prepara de cara al próximo trimestre destacan iniciativas como el primer ‘Inno-bar’ que se celebrará en el Bierzo, el próximo 13 de mayo, o el taller de disciplina positiva que impartirá el 27 y el 28 de mayo la directora de Educaenesencia, Mariola Yerpes. Respecto a la primera, tendrá lugar en la cafetería La Central, junto al Museo de la Energía de Ponferrada, y reunirá a un grupo de 50 docentes que han introducido diversas innovaciones en el aula. “Seleccionaremos diez proyectos, que tendrán que exponer en píldoras de cinco minutos esas experiencias que ya funcionan”, explica Lera.

El proyecto, que ya se ha organizado en otras ciudades de la comunidad como Valladolid o Palencia, llega a Ponferrada concebido como un “punto de encuentro distendido para profesores” y para todo aquel que se interese por las experiencias innovadoras en el ámbito de la enseñanza. “Soy la primera interesada en que mis niños estén atendidos correctamente y puedan tener lo mismo que todos”, recuerda Lera, que añade que, para fomentar la conciliación, los docentes que acudan con sus hijos dispondrán de un espacio para que los pequeños estén atendidos y lleven a cabo diversas actividades.

Por otro lado, el taller de disciplina positiva que tendrá lugar el último fin de semana de mayo en el local de Adahbi, en los bajos del estadio del Toralín, se centrará en “buscar la cooperación con el niño desde una actitud amable y firme al mismo tiempo”, explica la presidenta de la asociación, que destaca la colaboración de Yerpes, la coach encargada del programa, con las familias que forman parte de la misma. El objetivo de la actividad, enfocada a padres y educadores, es ofrecerles las herramientas para entender el comportamiento de los niños y aprender a reconducirlo “con respeto, sin luchas de poder y desde un enfoque que no incluye ni el control excesivo ni la permisividad”, resume Lera.

Taller educativo Abacus, organizado por la Asociación de Déficit de Atención con o sin Hiperactividad del Bierzo (ADAHBI), y el Museo de la Energía de Ponferrada, y que se imparte en las instalaciones del museo. / C. Sánchez