Es en los momentos difíciles cuando la calidad y la verdad de las personas aflora sin tapujos y ocultaciones. En la presente temporada futbolística todos sabíamos que el primer equipo no sólo de la capital sino de todo el Bierzo iba a sufrir. Lo difícil a veces no era llegar al Olimpo del balompié sino mantenerse. En estas pasadas temporadas todos, hasta los no futboleros, se han sentido orgullosos de unos colores que representaban a la comarca por todo el Estado español.

Se ha intentado de todo. Renovaciones de plantilla, cambio de entrenadores, “rescate” de estrellas pasadas… Pero la situación hace a que todo apunte a otra temporada más en una categoría que no es la nuestra. A lo mejor sí, pero nos hemos acostumbrado a lo bueno y es difícil asumir la realidad de los resultados.

SD Ponferradina

La Sociedad Deportiva Ponferradina necesita en estas últimas jornadas una ayuda extra, una motivación añadida. Y esa no puede venir de otro lugar que no sea de su numerosa afición fil y de los que se asoman al espectáculo futbolístico de forma intermitente. El deporte de los once contra once es hoy heredero de las míticas guerras y juegos entre pueblos, culturas y hasta civilizaciones. Una forma no sangrienta de alentar orgullos, pertenencias y sueños.

Desde El Bierzo Digital, el decano de la prensa de la zona, siempre hemos estado y estaremos con la Ponferradina. Y desde este sencillo periódico, rincón digital a la que cada día se asoman más de 16.000 bercianos, pedimos que se acuda al Toralín con fe y energía para que nuestros jugadores entreguen todo lo que sabemos guardan dentro de sí y lo canalicen a través de sus botas por el terreno de juego.

¡Adelante y arriba!