Afiliados a Ciudadanos reclaman la impugnación de las candidaturas en Ponferrada, León y Astorga

Piden la destitución del coordinador provincial y de la junta directiva y el inicio de un nuevo proceso de primarias que garantice una lista “con las manos limpias” al entender que se han cometido “flagrantes irregularidades”

Ical Un grupo de aproximadamente una veintena de afiliados a Ciudadanos en León ha elaborado un documento que se ha remitido al Consejo de Dirección del partido en el que denuncian “actitudes dictatoriales y poco democráticas” del coordinador provincial, Sadar Maraña, y en el que reclaman la impugnación de las candidaturas del partido en la provincia al entender que se han cometido “flagrantes irregularidades”, en especial en los casos de León, Ponferrada y Astorga. En este sentido informaba este periódico en exclusiva hace unos días

En el documento, que se remitió ayer al Consejo de Dirección, este colectivo crítico solicita un nuevo proceso asambleario en la provincia “con todas las garantías en las que se favorezca la participación de los afiliados”, así como la destitución del coordinador provincial y el resto de la junta directiva de León al entender que se han cometido “presuntas irregularidades”.

En la misiva aluden como razones para solicitar estas medidas la imposibilidad de voto secreto en la asamblea celebrada el pasado 27 de marzo, el impedimento a los candidatos “no oficialistas” a presentarse “en igualdad de condiciones que las candidaturas impuestas” o las polémicas suscitadas con los principales candidatos en Ponferrada, Astorga y León.

Este colectivo denunció la violación del derecho pasivo de los candidatos “a ser elegidos en igualdad de oportunidades”, así como el “derecho activo de los afiliados a votar con pleno conocimiento de las propuestas de cada candidato”. Apelando a la dialéctica discursiva del partido a nivel nacional y de la “transparencia” de la que ha hecho gala su líder, Albert Rivera, además de su función “renovadora”, la intención es impedir “que tránsfugas que han sido llamados a declarar por delitos de prevaricación o desobediencia o empresarios inmersos en procesos judiciales por impago a trabajadoras, engañen de nuevo a la ciudadanía”, mintiendo así “sobre el aire limpio y renovador que acompañan a las siglas de Ciudadanos”, insistieron.

Por ello, solicitaron la impugnación de los acuerdos asamblearios y, por lo tanto, las candidaturas de León, Ponferrada y Astorga y la correspondiente a las Cortes, la destitución de la junta directiva y del coordinador provincial, así como el inicio de un nuevo proceso de primarias que asegure a los ciudadanos una lista “con las manos limpias” y que ofrezca a la ciudadanía “una alternativa seria, leal a sus principios y honesta”.