Los afiliados a la Seguridad Social bajan en agosto en la Comunidad un 0,28%, con 2.732 menos, hasta los 968.083

Sobre el dato de hace un año, Castilla y León registra un repunte del 2%, ligeramente por debajo de la media nacional, del 2,76%
Parques y jardines
Trabajadores municipales plantando flores en la glorieta de Luis del Olmo. / EBD

El número de afiliados a la Seguridad Social en Castilla y León bajó un 0,28 por ciento en la Comunidad en el mes de agosto, al restar 2.732 efectivos, lo que eleva la cifra total hasta 968.083. La caída autonómica se enmarca en la tendencia general de España, que registró un descenso del 0,89 ciento, con 185.385 afilados menos y un total de 20,7 millones de afiliados. Sobre el dato de hace un año, Castilla y León registró un repunte del 2 por ciento, por debajo del 2,76 por ciento nacional, con 18.879 efectivos nuevos.

Así lo ponen de manifiesto los datos publicados este lunes por el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, en los que se ha superado los 20,7 millones de afiliados de media en términos desestacionalizados. El Ministerio destacó que en el periodo enero-agosto se ha creado más empleo que en todo el año 2022 y se ha registrado el mayor incremento de la serie, descontando 2005 (por la regularización extraordinaria) y 2021 (año de recuperación tras la pandemia).

Respecto al nivel previo a la pandemia, la afiliación ha crecido en más de 1,3 millones de personas en términos ajustados, de las que dos de cada tres corresponden al sector privado. El crecimiento de la afiliación respecto al nivel previo a la pandemia es especialmente intenso en sectores de alto valor añadido como Informática y Telecomunicaciones, cuyo número de afiliados ha aumentado un 23,9 por ciento, o Actividades Profesionales, Científicas y Técnicas, que presenta un crecimiento del 14,4 por ciento. Desde el fin de la pandemia, uno de cada cuatro nuevos afiliados (291.000 en términos absolutos) se ha incorporado a estos dos sectores altamente productivos.

Además, desde el Ministerio apuntan que el fuerte dinamismo del mercado laboral y el incremento de la calidad del empleo está contribuyendo a reforzar la sostenibilidad del sistema de pensiones, de forma que los ingresos por cotizaciones sociales han registrado hasta julio (último mes con datos disponibles) un crecimiento del 10,2 por ciento. Si se descuenta el efecto de los ingresos provenientes del Mecanismo de Equidad Intergeneracional (MEI), que se ha empezado a aplicar en enero de 2023, las cotizaciones crecen a un ritmo del 8,4 por ciento. Además, la mejoría del empleo también impulsa la ratio cotizante por pensionista, que se sitúa en 2,39, máximos de la década.

En la Comunidad, el 80,66 por ciento de los afiliados se correspondió con el régimen general, con 780.832 personas, mientras que el 19,34 por ciento restante fueron autónomos, con 187.251. El régimen general incluye el Sistema Especial Agrario, con 16.357 efectivos, y el Sistema Especial Hogar, con 15.407.

Evolución por provincias

Por provincias, y en cuanto a la variación mensual, la mayor subida se produjo en Segovia, con un 0,29 por ciento hasta los 67.284 afiliados; seguida por Zamora con un 0,21 por ciento (61.598), León con el 0,19 por ciento (168.056), Soria con el 0,13 por ciento (42.485) y Ávila con el 0,06 por ciento (58.340). Por el contrario, el mayor retroceso se produjo en Burgos, con una caída del 0,75 por ciento hasta los 152.863, seguida por Valladolid con un 0,74 por ciento menos (con 224.008 afiliados en total) y por Palencia con un 0,53 por ciento menos (hasta los 66.016).

Por lo que respecta a la variación interanual, todas las provincias vieron crecer sus cifras. La mayor subida corresponde a Salamanca con el 2,55 por ciento, seguida de Palencia, con una subida del 2,35 por ciento. A continuación aparecen Valladolid (2,04 por ciento), Ávila (1,97 por ciento), Segovia (1,91 por ciento), León (1,88 por ciento), Zamora (1,78 por ciento), Soria (1,73 por ciento) y Burgos (1,67 por ciento).