Num: 7390 | Martes 31 de enero de 2023
El tiempo - Tutiempo.net
El tiempo - Tutiempo.net
Opinión


14 de noviembre de 2022

Antes de que se enciendan las luces


Periodista, Profesor especializado en televisión


La mañana del 10 de noviembre se difundió el anuncio de la Lotería de Navidad y por la noche el presidente del Gobierno recibió en La Moncloa a Antonio García Ferreras para confirmarle que ya tenía votos suficientes para quitar del Código Penal el delito de sedición. En realidad era un mensaje para el circuito catalán, pero es más cómodo hacerlo en La Sexta que en Tv3. Le dijo que la sedición es una antigualla del siglo XIX, que lo actual y europeo es llamarlo desórdenes públicos. Es decir, utilizar las instituciones del Estado para dividirlo saltándose sus leyes y sentencias es como una bronca callejera. Eso sí, una bronca grave.

La charla transcurrió en una de las impolutas salas de La Moncloa, blanco por todas partes, completado con el relajante expresionismo abstracto de los cuadros de Esteban Vicente. Entre el presidente y el entrevistador, en el centro del plano y como fondo, destacaba una doble puerta abierta de par en par –como si estuviéramos en un noviembre bonaerense– enmarcando unos árboles del jardín iluminados de forma que anticipaban una estampa navideña.

Preparando el belén

Pues ya está. Esquerra tiene lo suyo, el Gobierno más o menos los presupuestos, aunque todavía necesitarán algunos tiras y aflojas inevitables, y el PP se ha dejado enredar una vez más en que si son de medio centro, de derechas o de ultraderecha. ¿Quién le escribe las intervenciones a Alberto Núñez Feijóo? El escenario queda preparado para cuando se enciendan las luces y todo el mundo se ponga a pensar en otras cosas.

Cuánto más laica se hace la sociedad, más larga es la Navidad. Con la disculpa del Black Friday y de la semana de la Constitución ya está todo en modo fiesta. Incluso se dice que se están haciendo cenas de empresa, dos meses antes de fin de año. Cuánta prisa. Se entiende la de los comerciantes, hay que animar el consumo, que la cosa no está para perder el tiempo, y cuánto más tarde en comenzar el jaleo menos dinero habrá y más caro será todo. Lo de los ciudadanos quizá también va por ahí: vamos a celebrarlo todo antes de que… haya que apagar las luces, todas las luces.

¿Qué falta?

El Gobierno piensa lo mismo. Gastar todo cuanto antes, antes de que pregunte la Unión Europea, antes de que se cabree más el personal, antes de que cueste más conseguir préstamos. Mientras tanto será muy entretenido ver, cuando se aprueben los presupuestos, cómo se debaten todos los proyectos de ley que están dando vueltas por el Congreso: vivienda, pensiones, trabajadoras del hogar, aborto, cotizaciones de autónomos, apoyos varios por la crisis energética y la guerra en Ucrania, maltrato animal, igualdad de las personas trans, universidades, desarrollo sostenible... Casi nada. ¿Cómo se debate todo eso cuando ya todos están en campaña electoral? Y haciéndose la competencia entre los mismos que deben votar juntos esos proyectos.

Colegas y adversarios

El PSOE aspira a conseguir dos cosas: animar a votar a los suyos y que no se sigan yendo a otros partidos. Para eso se ha hecho el Gobierno de la gente, arrebatándole hasta el eslogan a Podemos. Pero no debe esquilmar más de lo que está el conglomerado Unidas Podemos/Más País/Compromís y asimilados porque los necesita para sumar la mayoría que le permita seguir otra legislatura. ¿Y el PP? Lo mismo, debe restar apoyos a Vox si quiere tener por lo menos un 30 % del electorado, pero si los de Abascal –enredados además con Olona– bajan mucho no conseguirán entre los dos tener mayoría. Bonita campaña de un año dando besos y a continuación poniendo zancadillas a los amigos y a la vez adversarios. Bueno, besos a los votantes de Podemos por parte del PSOE y a los de Vox el PP, mientras ignoran a sus dirigentes y se los recuerdan los oponentes.

Ahora que ha desaparecido es cuando se necesita a Ciudadanos. En estas sociedades tan diversificadas y que enlazan una crisis con otra es difícil conseguir mayorías, pero es un riesgo completarlas por los extremos en lugar de por el centro. Si los socialistas suman con los que están a su izquierda y los independentistas y el PP con Vox, mal va la cosa. En el antiguo bipartidismo tanto PSOE como PP completaban con los nacionalistas, cuando se rompió surgió Ciudadanos, pero no supo cumplir con su papel. Si los nuevos partidos, los que iban a cambiar la política, desaparecen, ¿cómo será el futuro sistema? Cuando despierten el dinosaurio seguirá ahí: nacionalistas e independentistas.

 

Ángel M. Alonso Jarrín

@AngelM_ALONSO

Esta entrada tiene 1 comentario(s).

Los comentarios han sido cerrados.

FIJA DESKTOP
RANDOM DESKTOP
RANDOM DESKTOP
la encuesta

¿Cree que Fitur es un lugar al que es imprescindible acudir y del que se saca suficiente partido?

Cargando ... Cargando ...
RANDOM DESKTOP
PROGRAMACION TV
Programación TV
RANDOM DESKTOP
EMPLEO
ofertas empleo ponferrada
RANDOM DESKTOP
RANDOM DESKTOP
WHATSAPP
Canal Whatsapp El Bierzo Digital
ROBA PAGINAS MONEY
© 2023 Actualidad Digital Ibérica. Todos los derechos reservados.