Num: 6960 | Sábado 27 de noviembre de 2021
El tiempo - Tutiempo.net
El tiempo - Tutiempo.net
Opinión


Aquí estoy como cada semana y en perfecto uso, más o menos, de mis dos manos. Desde luego que inteligencia la del “diseñador” de la anatomía humana. Un órgano si con uno solo nos apañamos, un apéndice si lo mismo; pero que se necesitan dos extremidades, pues nada, un par y listo. Y además queda armónico, bonito, diría yo, siempre se les encuentra uso.

Pues bien en homenaje a una de esas extremidades o mejor a una de sus terminaciones, la mano izquierda para ser concretos, os voy a contar una historia. Una bonita historia de amistad. Sí de amistad. Qué, ¿pensáis que no se puede dar con algo como una mano? Venga, esforzaos un poco y dadme ese gusto, imaginad que sí.

Esto era una mano izquierda, pero de esas manos izquierdas que lo son de verdad, sí estaba ahí, pero la derecha se llevaba todo el protagonismo. Antes del  “suceso” aún servía para más, pero ahora casi nunca le dejaban sujetar cosas, nada de llevar pesos, como bolsas y demás, colgando, ni anillos. Un rollo.

Así que no se sentía especial…a ver…músculos, tendones…eso llamado “dedos”, las articulaciones, esos huesecillos, venillas…bah, la derecha lo mismo. ¿Cómo podría ser distinta? ¡Ya está! ¿Qué era eso ahí en la palma? Justo entre la base de los dedos…un bultito, como un guisante. ¿Estaba antes? ¿La otra mano lo tenía? Hizo averiguaciones y resultó que no. Bueno eso la hacía distinta, así que mano y bultito se sentían muy unidos. Hombre, a veces molestaba un poquito, pero, ¿qué relación no se resiente? Nada es perfecto, siempre surgen roces, nunca mejor dicho.

A veces la mano derecha tocaba el bultito, se dejaba tocar, mientras sólo fuese eso.

Pero pasó lo que tenía que pasar, que los que deciden sobre lo que es necesario o no, decidieron que había que eliminar al bultito, ahí no estaba haciendo nada. Se quita y ya está. Una pequeña rajita sin importancia…¡Oh! ¿Sin importancia? Ah, no, de ninguna manera. Vamos a hacer que parezca más, mucho más de lo que es, la mano izquierda es muy importante, si hay que sacar toda la artillería,  pues se saca. Se prepara al individuo (no pienso decir “individua”), dueña de la mano como si fuese una macro operación. Ingreso veinticuatro horas antes, sin comer ni beber, anestesia general…y en el último segundo… ¿qué tal si lo hacemos con anestesia local? Total es muy superficial. Bueno pues sí, vamos a ello. Así que pinchazo…. ¡guau! ¡Cómo duele! Aguantamos un poco, masaje fuerte para que se extienda bien la anestesia por toda la mano y profundice, casi parece que están amasando la mano…y después de un rato la pregunta del millón: “¿Tú tocabas antes el bulto?”. Contestación: “Por supuesto, perfectamente”. “Pues toca ahora”.

Mano derecha a la izquierda, toca, toca, vuelve a tocar, los ojos miran por si fuese necesario ver para tocar…y…nada, no hay bulto. No está. “¡Os aseguro que antes estaba y lo tocaba perfectamente!”, dice la boca. A lo que el cirujano añade: “Y yo doy fe de ello, lo toqué también…pues nada ha desaparecido, a veces ocurre que se pincha con la aguja de la anestesia y con el masaje desaparece. Ojalá fuesen todas las operaciones así. Te vas para casa. De todos modos hay que hacer un seguimiento, por si pasado un tiempo vuelve a salir”.

De los “sentimientos” de la mano no os voy a hablar. Estaba completamente dormida, insensible. Pero su dueña estaba exultante, pensando que sus amigos se habían pasado de rezar. Fantástico. Todo había sido un poco rollo, pero mejor así. En tres o cuatro días le llevaría el informe a su médico y luego se olvidaría, el bultito tardaría en salir otra vez o no saldría nunca. Genial.

¿Genial? ¿Sabéis qué? Pues es muy sencillo, no se había ido, no había desaparecido. Sólo se había escondido, supongo que para que no los separasen.

Al llegar al médico con el informe cinco días después,  y enseñarle la mano y, “algo” que ahora está más en la base del dedo corazón (vaya símbolo), el dictamen fue: “no te saldrá con el tiempo, ya está aquí, lo que hará es ir creciendo…tú verás si no te molesta mucho…”

Y ya voy acabando. Tal vez muchos penséis: “Vaya historia más tonta, de dónde la habrá sacado. Y sobre una mano y un bulto…si es que no hay por dónde cogerla…que bobada”. Sí, es posible, os lo concedo, pero ¿sabéis qué? No me la he inventado, sólo la he “dramatizado”. La mano es mi mano y el bultito…el bultito sigue ahí.

NOTICIA 07
NOTICIA 03
NOTICIA 10
NOTICIA 05
MOTOR EBD
NOTICIA 01


Canal Telegram El Bierzo Digital
NOTICIA 04
EMPLEO
ofertas empleo ponferrada
NOTICIA 08
PROGRAMACION TV
Programación TV
NOTICIA 02
WHATSAPP
Canal Whatsapp El Bierzo Digital
NOTICIA 06
NOTICIA 09
la encuesta

¿Considera adecuados y suficientes los actos del Bicentenario de Bierzo provincia?

Cargando ... Cargando ...
ROBA PAGINAS MONEY
NOTICIA 11

ADSENSE CUADRADO NOTICIA
© 2021 Actualidad Digital Ibérica. Todos los derechos reservados.