Num: 7177 | Sábado 2 de julio de 2022
El tiempo - Tutiempo.net
El tiempo - Tutiempo.net

Bankia ha devuelto ya 4,5 millones a 1.000 accionistas minoritarios de Castilla y León por la salida a Bolsa

Un total de 4.750 personas han solicitado adherirse al proceso abierto por la entidad el 18 de febrero, que tiene un plazo de tres meses

Entrada a una oficina de Bankia.

Bankia ha devuelto ya su inversión a unos 1.000 accionistas minoristas que acudieron a la salida a Bolsa de la entidad en julio de 2011, en el marco del proceso puesto el pasado 18 de febrero. El importe reintegrado asciende, hasta el momento, a 4,5 millones de euros, según informaron fuentes de la entidad que preside José Ignacio Goirigolzarri.

Asimismo, un total de 15.167 personas de Castilla y León participaron en la Oferta Pública de Suscripción (OPS) de la entidad de 2011, con la que captó en total unos 1.500 millones de euros. De la misma forma, ya han solicitado la devolución de la inversión realizada, a cambio de un interés anual del uno por ciento, 4.750 accionistas minoritarios de la Comunidad

Bankia se comprometió a devolver el dinero en un plazo máximo de 15 días desde la firma de la solicitud, a cambio de la devolución de las acciones a la entidad. En el caso de que hayan vendido las acciones, se les abonará la diferencia entre lo invertido y lo obtenido con la venta de los títulos. En ambos casos se abonarán unos intereses compensatorios del uno por ciento anual por el tiempo transcurrido hasta la restitución de la inversión.

Este proceso se puso en marcha ante la nueva situación creada por la jurisprudencia, de acuerdo a las decisiones del Tribunal Supremo de rechazar dos recursos presentados por Bankia y sin perjuicio del desarrollo del procedimiento que se sigue en la Audiencia Nacional, la entidad decidió hace unas semanas articular un procedimiento que permita a los inversores del tramo minorista recuperar su inversión de forma sencilla y rápida.

Proceso

El proceso se inicia con la presentación en las oficinas de una solicitud cuyo modelo estará disponible en las sucursales. En caso de que las acciones se adquiriesen o vendiesen a través de otra entidad, se habrá de presentar, junto al anterior modelo, el extracto de la cuenta de valores en el que se detallen los movimientos con acciones de Bankia.

Se pueden adherir al proceso los inversores del tramo minorista, aunque tengan en marcha cualquier iniciativa, judicial o extrajudicial, de reclamación de su inversión a la entidad. Si se hubiera interpuesto una demanda judicial, el accionista, una vez se le haya restituido su inversión, firmará un acuerdo con la entidad por el que desiste del proceso judicial.

De esta manera, se tiene certidumbre total en la recuperación del 100 por 100 de la inversión más los intereses compensatorios por el tiempo transcurrido para la totalidad de los inversores minoristas que acudieron a la OPS de Bankia, se ahorra tiempo en la obtención de la restitución de la inversión y se evitan o reducen los costes y las dilaciones del proceso judicial.

En el caso de los inversores minoristas que tengan en marcha una reclamación extrajudicial o demanda judicial y decidan no adherirse a este proceso, tendrán que seguir el proceso judicial, con los mayores costes y dilaciones que ello implica. El plazo de adhesión a este proceso se inicia mañana, 18 de febrero, y se extenderá por un periodo de hasta tres meses, que la entidad considera suficiente para gestionar todos los casos.

Provisiones ya realizadas

En la Oferta de Suscripción de Acciones (OPS) de julio de 2011, Bankia obtuvo fondos a través del tramo minorista por importe de 1.855 millones de euros. De esta cantidad, 255 millones se vendieron antes de marzo de 2012, de forma que estos accionistas o bien tuvieron pérdidas mínimas o, incluso, ganaron dinero.

A la vista de estos datos, el Grupo BFA-Bankia considera que la provisión constituida por importe de 1.840 millones de euros es suficiente para cubrir la devolución de su inversión a los accionistas que lo soliciten más los intereses, incluyendo también los costes judiciales a afrontar por los procedimientos ya en marcha, evitando o reduciendo las dilaciones en su tramitación tanto para el inversor como para la entidad.

© 2022 Actualidad Digital Ibérica. Todos los derechos reservados.