Num: 6729 | Sábado 10 de abril de 2021
El tiempo - Tutiempo.net
El tiempo - Tutiempo.net

El banquillo de la Deportiva, una plaza difícil

En las dos últimas temporadas ha tenido seis inquilinos diferentes

Munitis, solo en el banquillo de la Deportiva. / QUINITO

La Ponferradina anunció este sábado el entrenador elegido para la temporada 2017/2018, Carlos Terrazas. Con el técnico vasco, el conjunto blanquiazul quiere recuperar la estabilidad que ha perdido en las dos últimas temporadas, marcadas por los malos resultados deportivos —descenso a Segunda B y fuera de ‘playoff’— y un carrusel de cabmios en el banquillo.

En las dos últimas temporadas El Toralín ha tenido hasta seis inquilinos. En la campaña 2015/2016 Manolo Díaz repetía al frente del conjunto berciano tras quedarse a solo un gol de jugar el ‘playoff’ de ascenso a Primera División. Su segunda aventura empezaba bien, llegando a dieciseisavos de Copa del Rey y en la sexta plaza al final de la 16ª jornada. 

En aquel mes de diciembre empezó un descalabro del que año y medio después todavía no se ha recuperado. La eliminación en el torneo del ‘KO’ a pesar del 3-0 de la ida y una racha de ocho jornadas sin ganar terminaban con la destitución de Díaz, la primera víctima de un banquillo que desde entonces no ha dejado de devorar técnicos.

Ni la dupla Nistal-Vega, ni Fabri lograron enderezar el rumbo y evitar el descenso. Esta temporada, Manolo Herrero perdía todo el crédito a las primeras de cambio y Munitis, tras un comienzo prometedor, terminaba arrojando la toalla que recogía Tomé, que logró mantener las opciones de ‘playoff’ hasta la penúltima jornada.

Dualidad de funciones

Terrazas llega a la capital berciana para ejercer también la función de director deportivo, un rol que ya ha desempeñado anteriormente. Este movimiento parece querer cortar de raíz el baile en el banquillo, aunque también se convierte en un arma de doble filo, ya que en caso de que los resultados no acompañen, una hipotética destitución dejaría descabezada la dirección deportiva.

En cualquier caso, el técnico vasco suele mirar al largo plazo. Desde 2010 solo ha pasado por dos equipos, Guadalajara y Mirandés, por lo que ‘a priori’, su fichaje aspira a sentar también las bases de un proyecto a medio y largo plazo.

 

© 2021 Actualidad Digital Ibérica. Todos los derechos reservados.