Tres partidos quedaron fuera del Ayuntamiento de Ponferrada por entre 63 y 109 votos

La barrera de entrada del 5% impidió que Podemos, PRB y UPL consiguieran un acta de concejal cada uno
Manuel Ferreiro votó en el Campo de los Judíos. / QUINITO

Podemos – Alianza Verde, el PRB de Tarsicio Carballo y la Unión del Pueblo Leonés, encabezada por Manuel Ferreiro, quedaron fuera del reparto de concejales en el Ayuntamiento de Ponferrada al no alcanzar el 5 por ciento del voto válido. Este requisito legal, que funciona a modo de barrera de entrada, impidió que dichas formaciones obtuvieran un acta de concejal cada una, lo que habría ocurrido de no existir ese requerimiento. Esos tres concejales fueron asignados a las candidaturas del PP (uno de ellos) y el PSOE (dos actas).

En términos absolutos, a Lorena González le faltaron 63 votos para alcanzar el 5 por ciento del total, entrar al reparto y obtener un sitio en el Pleno del Consistorio Ponferradino. En el caso del PRB, la continuidad de esta formación en el Ayuntamiento se quedó a 89 votos. A UPL le faltaron 109 sufragios para los 1.500 en los que se situó el 5 por ciento del voto válido emitido en las pasadas elecciones en Ponferrada.

El voto válido es la suma de los votos recibidos por las distintas candidaturas y el voto en blanco. En unas elecciones municipales, solo los partidos que alcanzan el 5 por ciento de dicho total entra al reparto de concejales. Este se lleva a cabo mediante el llamado sistema d’Hondt.

Bajada de la participación

Todos los partidos, a excepción del PP, se vieron afectados por la bajada de la participación respecto a los comicios locales de 2019. Los populares ganaron 1.802 apoyos respecto a aquellas elecciones, pasando del 22,93 por ciento del voto al 30,8 por ciento.

En 2019 votaron 2.733 personas más que este 2023. El PSOE se dejó 453 papeletas, aunque incrementó en un punto porcentual sus resultados. Coalición perdió 400 votos, lo que se tradujo en un 0,59 por ciento menos de apoyo que en las anteriores elecciones. Podemos y PRB, que aspiraban a mantener su presencia en la corporación, quedaron fuera tras recibir 868 y 959 apoyos menos que en las anteriores elecciones.