Num: 7336 | Jueves 9 de diciembre de 2022
El tiempo - Tutiempo.net
El tiempo - Tutiempo.net

Beatriz Escudero, CEO de Pharmadus: "¡Qué cantidad de mujeres increíbles tenemos en el Bierzo que no sabíamos de ellas!"

Charlamos de emprendimiento en femenino con una empresaria que asegura que volverá a apoyar los Premios Mujer Bierzo para seguir conociendo y aprendiendo de las historias de mujeres fuertes y valientes

Beatriz Escudero, CEO de Pharmadus. / QUINITO

“¡Qué cantidad de mujeres increíbles tenemos en el Bierzo que no sabíamos de ellas!”, señala Beatriz Escudero, CEO de Pharmadus Botanicals y del laboratorio Biosalud. Esa es la razón, nos dice, por la que un año más ha decidido patrocinar los Premios Mujer Bierzo. Asegura que leyendo las entrevistas y conociendo a las candidatas uno, una en este caso, se llega a preguntar “¿cuánta gente interesante tiene que haber en el Bierzo que no conocemos?”. Considera que tal vez esto sea debido a que “tenemos una manera de vivir rutinaria” y “no miramos a nuestro alrededor”. Estos premios, que impulsa El Bierzo Digital, son, a juicio de esta empresaria, una “iniciativa novedosa” que decidió volver a apoyar en esta segunda edición: “hay tantas mujeres, tantas historias que conocer, que tenía ganas de más” para “conocer y aprender de estas historias”, asegura.

Uno de los valores que Beatriz Escudero está viendo en muchas de las candidatas es “la valentía, que es muy importante: el atreverse”. Como ellas, le parece importantísimo el “elegir la vida que quieres. Y algo importante: dónde la quieres vivir”. Aplaude cómo muchas mujeres han decidido que “me quedo aquí” y han puesto en marcha sus proyectos; y en el caso de otras, que vienen porque deciden que “donde quiero hacer mi vida es en el Bierzo”, poniendo por delante “la vida que quiero y quiero ser feliz”.

En estas historias, Beatriz se ve identificada cuando se resalta el valorar “de dónde eres”. Se refiere a cómo en muchas historias se hace referencia a “una madre o una abuela que…”. Resalta la importancia para esas mujeres y sus proyectos del “cómo las educaron” y ve su propio reflejo, que la hace sentir afortunada, de haber sido educada también en valores como la valentía y la fortaleza.

Emprendimiento en femenino

Para Beatriz Escudero, es innegable que ciertos sectores o subsectores “son principalmente familiares” y “tradicionalmente, aunque estamos cambiando mucho y mejorando mucho, son modos de vida en los que ‘lo importante’ lo hacen los hombres”. “Es un valor añadido para mí ver que hay una mujer que dice ‘lo quiero hacer’”, dice en referencia al emprendimiento rural, que rompe así esa tradición masculina.

Con su propia biografía profesional como muestra de ello, Escudero no duda en resaltar que las mujeres aportan valores diferentes al mundo de la empresa: “las mujeres tenemos algo que es buenísimo y que deberíamos tratar de expandir y es que somos cuidadoras”, lo que hace que cuando ellas están al cargo “muchas veces el modelo de negocio se hace desde el cuidado”.

Se refiere a cuidar la producción, los clientes, el entorno… “son negocios pero la manera de enfocarlos es diferente cuando lo hace una mujer”. Ese entorno que hay que cuidar es tanto el social como el ambiental; algo que, a juicio de esta berciana, “es básico” pues de trata de uno “de los retos importantes que tenemos”.

Beatriz Escudero, CEO de Pharmadus. / QUINITO

 

Para ello “hay que integrar”. “La manera tradicional de dirigir una empresa, y es ‘masculina’ porque indiscutiblemente ha habido más hombres, era básicamente la sostenibilidad económica: un negocio tiene que ser sostenible económicamente en el tiempo: te tiene que dar un beneficio”, recuerda Escudero. Pero “una palanca fundamental” como el cuidado hace que en los objetivos, “en el legado que tu quieres dejar”, esté, por supuesto, esa sostenibilidad económica pero tiene que haber también “un cuidado de las personas, el equipo, los proveedores; y también el entorno ambiental”.

“Es el lo que estamos las empresas ahora” la triple sostenibilidad: social medioambiental y económica”. Y esos cuidados son “algo que las mujeres llevamos haciendo desde siempre y lo hacemos encantadas de la vida”. No es, resume, “enfrentar lo masculino y lo femenino” sino “aceptar el valor de la diversidad” y con mucho respeto replantear proyectos desde el cuidado. O dicho de otra forma “aprender unos de otros” y crear vínculos.

Emprender en el mundo rural

Para Beatriz, esa integración de valores tiene que llevarse también al plantear el papel del mundo rural. “Se habla mucho del entorno rural, de que ‘hay que rescatarlo’”, explica. Pero para ello “lo primero es conocerlo; lo segundo, respetarlo; y lo tercero: crear vínculos”. Pues, a juicio de esta empresaria, “cuando algo lo conoces, lo respetas y luego eres capaz de crear vínculos, entonces sí que de verdad nos podemos ocupar del medio ambiente y del planeta”.

Buena conocedora de los problemas que para una empresa puede suponer estar alejada de los núcleos del poder, considera que “hay algo que es fundamental” que son “las infraestructuras digitales y físicas”. Es necesaria una “conectividad en el cien por cien del territorio y tener presente que “en las ciudades necesitamos todo lo que pasa, todo lo que se produce y todo lo que está aportando el medio rural”. Las personas que ocupan estos territorios, recuerda Escudero, “son los encargados de proteger nuestro patrimonio, el material y el inmaterial”. Por eso es importante que haya buenas infraestructuras de comunicación y que cada vez mas gente quiera (y pueda) desarrollar “su vida personal o la profesional en un entorno rural”.

Nuevos modelos de gobernanza corporativa

El discurso de Beatriz Escudero despliega los nuevos modelos de gobernanza corporativa que contemplan esa inevitable responsabilidad social y medioambiental. “Lo que estamos observando es que la sociedad nos pide ese liderazgo”, afirma la CEO de Pharmadus. Recuerda de su etapa en la presidencia de Vitartis (la asociación de productores alimentarios de la autonomía) que “trabajamos muchísimo en todo esto”. Afirma que en el sector, “cuando nos juntamos apara hablar de estrategias de futuro” aparece esa parte de cuidado, los llamados criterios ESG. “Entender la empresa con estos criterios es algo fundamental”, señala desde Pharmadus.

El cambio de paradigma se está dando en todos los sectores, donde el papel de las mujeres es cada vez más importante “aunque en algunos tengan menos visibilidad”. Los proyectos liderados por mujeres cuentan con líneas de apoyo y en algunos casos “se considera un valor que esté liderado por una mujer”, algo que Escudero aplaude siempre que, una vez más, se trate de “integrar”. “Hay que lograr que eso anime a mujeres a liderar proyectos” pero sin “menoscabo o en detrimento de otros”, resalta.

Beatriz Escudero, CEO de Pharmadus. / QUINITO

 

El ejemplo de Pharmadus

En esta empresa, ubicada en Camponaraya, tienen claro que las claves para la “innovación que hacemos” son “las colaboraciones”. Colaborando, explica Beatriz, “al final de lo que te das cuenta es de que te encuentras gente que tiene un conocimiento experto que es diferente al tuyo”. Si se cuenta con humildad para reconocerlo y “te encuentras con gente generosa”, la suma de humildad y generosidad da pie a proyectos”colaborativos que son una pasadas”.

Durante el pasado año, desde que El Bierzo Digital estuvo en Pharmadus con motivo de la primera edición de los Premios Mujer Bierzo, han sido varios los proyectos de este tipo que la empresa ha puesto en marcha, destacando varios de ellos.

El primero son las infusiones para cocinar que se han desarrollado con Andoni Aduritz, uno de los chefs más importantes del mundo. Con él, los objetivos fueron trasladar el conocimiento de los botánicos que usan en cocina al mundo de los infusiones, con el reto de pasar “de la planta fresca [que se usa en cocina] a la seca de los blend [las mezclas que conforman una infusión]”. El resultado fueron Harri, Orri y Ar (Piedra, Papel y Tijera), tres infusiones que, dice su creadora, “son una pasada”. Las recetas de este proyecto están en la página web de La Tetera Azul.

Otro ejemplo ha sido su colaboración en el reciente proyecto literario de Prodigioso Volcán llamado Estar en Babia. El reto era crear una infusión que trasladara a esa comarca y a ese estado de ánimo, que sirviera para “desconectar y dejarte inspirar por lo que tienes al rededor”. Algo similar ocurrió con un encargo del Festival de Piano de Córdoba. Se les pidió una infusión, lo que para Pharmadus fue una oportunidad de plantear cómo “disfrutar de una infusión con los cinco sentidos”. Les faltaba el escuchar, pero con esta colaboración lo consiguieron pues “en el estuche hay un código que lleva a una lista de música” con lo que se disfruta la infusión y temas del festival del piano, consiguiéndose así “amplificar este aspecto”.

Pharmadus también continúa con proyectos transversales de cara a los objetivos fábrica cero papeles o cero plásticos. Fue la primera empresa española en adherirse al Pacto por un Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas. En el objetivo de reducir los plásticos, aseguran, han conseguido una reducción del 80 por ciento desde que lo pusieron en marcha. También avanzan en la neutralización de la huella de carbono y en numerosos proyectos en clave interna dirigidos a su empleados de modo “que a la gente que trabaja aquí le apetezca”, para que trabajar en Pharmadus “les aporte”.

Sobre nuevos proyectos y el desarrollo de los que tienen en marcha, nos emplaza a hablar el año que viene porque Pharmadus, con Beatriz Escudero al frente, volverá a patrocinar la próxima edición de los Premios Mujer Bierzo.

Emprender en el Bierzo

Beatriz Escudero es desde hace años una de las mujeres empresarias más conocidas del noroeste de España y una figura en la que probablemente muchas emprendedoras quieran mirarse como en un espejo. Para ella, algo importante que pensar a la hora de iniciar un proyecto de emprendimiento tiene un punto de partida importante: “elegir dónde quieres vivir y cuando tengas una idea para un proyecto, busca la manera de conectar con otras personas”.

De esta manera, se puede testear la idea y, sobre todo, descubriendo “qué colaboraciones puedes hacer” consigues que un proyecto pequeño gane en viabilidad “porque tú solo no vas a ninguna parte”.

“Ahora mismo no hay nada que merezca la pena sin vínculos y sin colaboraciones”, afirma. Pero además de eso, son importantes también esos valores que ella aprendió en casa y que son troncales en su vida: valentía y fortaleza. Por ello, el mensaje que Bea Escudero se atreve a lanzar a todas esas mujeres que piensan en dar el paso en el emprendimiento rural, es inequívoco: “que no tengan vergüenza, que se atrevan”.

Beatriz Escudero, CEO de Pharmadus. / QUINITO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

© 2022 Actualidad Digital Ibérica. Todos los derechos reservados.