premios mujer bierzo

Beatriz Escudero: “Jamás puedes olvidar de dónde vienes, y estas mujeres nos ayudan a recordar de dónde venimos”

Por tercer año consecutivo, Pharmadus Botanicals se encuentra entre los patrocinadores de los Premios Mujer Bierzo que organiza El Bierzo Digital
Beatriz Escudero, CEO de Pharmadus Botanicals. / QUINITO
Beatriz Escudero, CEO de Pharmadus Botanicals. / QUINITO

Por tercer año consecutivo, Pharmadus Botanicals se encuentra entre los patrocinadores de los Premios Mujer Bierzo que organiza El Bierzo Digital. Su CEO, Beatriz Escudero, explica los motivos de su apoyo y el papel que juegan las mujeres en su empresa.

¿Por qué decide un año más patrocinar los Premios Mujer de El Bierzo Digital?

Primero porque me parece una idea maravillosa porque creo que las mujeres, una de las grandes contribuciones que tenemos, es la habilidad que tenemos para hacer comunidad, para crear redes, para unir personas, pero son cosas que han sido tan normales siempre que nunca se les ha dado valor en ningún aspecto. Estos premios lo que hacen es visibilizar a estas mujeres, que lo que somos cada uno de los bercianos se lo debemos a ellas. Entonces, estos premios visibilizan y cuentan estas historias, primero para que la gente las conozca y segundo, para que las pongamos en valor, para que seamos conscientes de lo importantes que son. Y eso se consigue gracias a estos premios. Y otra cosa que me parece todavía mas importante es que esto quede para la posteridad, que las historias de estas mujeres de distintos municipios del Bierzo, que todas ellas son muy singulares pero tienen un nexo común, lo dejemos para la posteridad, y esto forma parte de un legado. El hecho de tener la oportunidad de formar parte de este legado me parece un lujo.

¿Qué le parece la iniciativa de premiar a mujeres bercianas en estos premios?

Me parece importante por un lado por ellas, porque ellas mismas cuando cuentan sus historias se van dando cuenta de lo que realmente han hecho, y lo segundo, es muy importante que todas las personas veamos que esas cosas, ese día a día, es lo que hace que hoy estemos aquí. Una cosa que tienen en común muchas mujeres es que son cuidadoras. Que además, todas ellas se dedicaban a ayudar a los demás, porque muchas tienen relación con la hostelería porque es verdad que los bares son los que crean las redes de las que hablamos. Entonces todas tienen en común que son cuidadoras, mujeres que ayudan. Este es el alma de cualquier pueblo, de cualquier sociedad. Que eso se pueda conocer, que los que estamos ahora seamos conscientes de lo importante que es eso, me parece buenísimo. Y también hablamos mucho de la importancia de la igualdad, hemos conseguido muchas cosas pero nos queda muchísimo por lo que trabajar, y tú nunca puedes ir al futuro sin olvidar de dónde vienes, jamás puedes olvidar de dónde vienes, y estas mujeres nos ayudan siempre a recordar de dónde venimos.

Creo que es fiel lectora de estos reportajes. ¿Qué le parecen la vida e historias que cuentan estas mujeres?

Quizás lo único que me da rabia es no poder darles un premio a todas. De las labores más difíciles es decidir a quién reconoces, es tremendamente difícil, porque ves la historia de cada una de ellas y se merecen el premio todas. Me gustaría que ellas sintieran que el simple hecho de que desde su ayuntamiento las presenten como candidatas, yo creo que es un reconocimiento maravilloso. En general, otro de los problemas que solemos tener las mujeres es la falta de reconocimiento social. Y cuando en tu casa te reconocen creo que deberían estar tremendamente felices. Y que el hecho de que ese día no sea la persona que reciba el premio no significa que no se merezca el premio, es simplemente porque hay que elegir y nos decantamos por algún aspecto, el que sea, uno en particular.

Beatriz Escudero, CEO de Pharmadus Botanicals. / QUINITO
Beatriz Escudero, CEO de Pharmadus Botanicals. / QUINITO

 

¿Le parece que es más complicado emprender siendo mujer?

Desde siempre, todo aquello que salga del ámbito familiar para una mujer es más complicado que para un hombre, entonces claro que sí. Y además te encuentras con dos problemas principales, uno que es social, y es que a las mujeres se nos valora por nuestro éxito familiar, a los hombres se les sigue valorando por su éxito profesional. Ya socialmente, el que una mujer decida que quiere dedicar parte de su tiempo a su familia y parte de su tiempo a su trabajo, o mujeres que deciden que no quieren tener hijos porque quieren es desarrollar su faceta profesional, eso todavía socialmente en muchos ámbitos está penalizado, no es algo que realmente guste. A un hombre jamás le pides esas cosas. Siempre tienes que estar demostrando que eres suficientemente buena en tu trabajo y que además, eres suficientemente buena como madre. Yo lo que me he encontrado muchas veces es con mucho paternalismo por parte de hombres. Muchos hombres que con todo su cariño, se sienten con la necesidad de decirme lo que tengo que hacer

Después, tenemos otro problema y ese es nuestro personal. Por un lado la autoflagelación, nosotras mismas nos flagelamos porque “no dedico el tiempo suficiente a mi familia, a mi trabajo”, esta falta de autoestima general que tenemos las mujeres es un hándicap para emprender. Y junto con esto está lógicamente el síndrome del impostor, y es más habitual en mujeres. Cuando llega alguien y te dice “oye, que bien haces esto”, tú siempre le quitas importancia con “no, es que he tenido mucha suerte”, “no, es que tengo un equipo maravilloso”, y en cambio, si fueras un hombre es como “claro, por supuesto”. En estas dos cosas tenemos que mejorar, queda mucho trabajo socialmente pero también mejorar nosotras. Ahora, yo animo a cualquiera porque realmente merece la pena, teniendo en cuenta que emprender es una actitud, no es una profesión. Tu puedes ser una persona emprendedora porque decides montar una empresa, o puedes ser una persona emprendedora trabajando para otro, porque es una actitud.

¿Qué le diría a una mujer que quiera emprender en el Bierzo? ¿Qué consejos le daría?

Antes de decirte esto te voy a decir el consejo que le daría a los padres de esa mujer, porque esto me parece un punto importante. A día de hoy me encuentro muchas veces a padres que lo que aconsejan a sus hijos es “vuela, haz lo que quieras, no te pongas limites”, y a una hija es “cariño, búscate un trabajo cómodo, sencillo, tranquilo, para que estés tranquila y puedas mantener tu familia”. Entonces ya de entrada estas diferencias en educación es lo que pediría, que independientemente a la hora de educar hijos o hijas les eduquemos a todos para que sean valientes, que reforcemos esa autoestima y tratemos de dotarlos de herramientas para que el día de mañana se atrevan a ser lo que les apetezca, pero sin poner ningún tipo de límites por el hecho de ser hombre o mujer.

Si me fuera ya a ellas directamente, lo que he aprendido con los años. Yo me siento empresaria y me siento muy orgullosa de ser empresaria, y soy mujer y madre, y para mí, el poder ser estas tres cosas y vivir estas tres cosas ha sido una suerte maravillosa. Yo he podido educar a mis hijos con todo lo que he aprendido en la empresa, aprendes mucho trabajo, esfuerzo, colaboración, a tener éxitos y gestionar los fracasos, y yo he podido enseñarle a mis hijos todo eso. Pero todo lo que he aprendido educando a mis hijos lo he traído a la empresa, y tiene mucho que ver con mi forma de lidera y dirigir. Animaría muchísimo a las mujeres sí quieren hacer su proyecto, porque todo lo que aprendes y desarrollas en la faceta de montar tu propio proyecto, llevada a otro ámbito de la vida, aprendes mogollón.

Beatriz Escudero, CEO de Pharmadus Botanicals. / QUINITO
Beatriz Escudero, CEO de Pharmadus Botanicals. / QUINITO

 

Hablemos de su empresa, Pharmadus. ¿Qué papel tiene la mujer aquí?

Tiene un papel fundamental, primero porque el 100% de la propiedad es de mujeres, somos tres hermanas. Segundo, el equipo directivo mayoritariamente somos mujeres, de cinco personas tres somos mujeres. Y luego, es verdad que en el resto de la empresa andamos de una manera similar en hombres y mujeres. Pero sí que es verdad que entendemos lo que es el mundo de las infusiones, que tiene que ver lógicamente con hábitos de vida saludables, como parte del cuidado personal. Cuando tu tienes hábitos de vida saludables son para cuidarte, entonces una de las cosas que queremos transmitir con nuestras infusiones es aprende a cuidarte, déjanos que te acompañemos con nuestras infusiones en casi cada cualquier momento del día. Y este cuidado es muy de mujeres y es algo que reivindico mucho, que estemos orgullosas, porque esa una manera diferente de hacer las cosas. Hay determinadas aptitudes que son más propias de hombres y otras que son más propias de mujeres. El ser cuidadoras es mucho más de mujeres, y ahora mismo que estamos un momento en el que tenemos que cuidar personas, tenemos que cuidar el planeta, este tipo de aptitudes femeninas tienen muchísimo valor.

¿Intenta colaborar en este tipo de iniciativas sociales? ¿En cuales otra colabora que puedan ser destacables?

Colaboramos en distintos aspectos, pero es verdad que reconozco que todos los temas que tienen que ver con el desarrollo de las mujeres, el liderazgo femenino, la mujer y el territorio, es algo que me encanta y siempre colaboramos. Al final las personas aprendemos del ejemplo, entonces yo defiendo que es importante que las mujeres tengamos visibilidad para que ayudes a otras a dar ese paso, a que no se sientan solas.

También participamos en grupos de memorización, incluso colaboramos con cursos que tienen que ver con sostenibilidad entendida en toda su vertiente. También con asociaciones del la zona como Cruz Roja, el Banco de Alimentos, el Hogar del Transeúnte, y después también tenemos muchas colaboraciones con escuelas de cocina y con sumillería, con el fin de que las infusiones vayan mas allá de la taza que me tomo después de comer o antes de ir a dormir. Aparte de eso, también pasa que a veces viene alguien y nos propone una idea que no tiene nada que ver con esto y nos encanta. Una cosa que nos importa mucho es el territorio, nosotros somos del Bierzo, nacimos aquí, e iniciativas que nos permitan devolverle al Bierzo todo lo que nos ha dado, vamos a estar ahí siempre.

Por otro lado, estos últimos años vemos como políticamente se pone mucho el foco en las mujeres como víctimas, y es verdad, hemos sido y somos todavía victimas en muchos aspectos y tenemos mucho que mejorar. Pero las mujeres somos más que eso, no solo se nos puede ver como víctimas. Hay que trabajar otros muchos más aspectos. Por eso, por ejemplo me gusta y trato de aportar lo que puedo en la parte de liderazgo femenino, y toda la cantidad de cosas que las mujeres podemos aportar a la sociedad.

Pharmadus reunió el año pasado a las mujeres de los Premios Mujer de 2022 con motivo del 8M. ¿Por qué decidió llevar a cabo esta iniciativa?

Por varios motivos, porque nos parecían tan maravillosas todas, y realmente las conocíamos por la entrevista que había salido en El Bierzo Digital y un poquito que podemos charlar con algunas en la gala, y lo que nos apetecía era conocerlas más. Segundo, para que vieran que su contribución no era una cosa puntual de un tema si no que tienen un valor y queríamos alargar un poco más eso. Y tercero y la parte más importante, la red. Tenemos que tejer redes, es importantísimo.

Y un poco lo que queríamos era eso, no solamente nosotros sino ellas también que pudieran conocerse y fomentar las redes de colaboración, que nos sirven muchas veces para aprender en cabeza ajena, que a veces somos muchas veces como “hasta que no me estrello no aprendo”, pues vamos a aprender en cabeza de otras, que es muy bueno.

Beatriz Escudero, CEO de Pharmadus Botanicals. / QUINITO
Beatriz Escudero, CEO de Pharmadus Botanicals. / QUINITO
Beatriz Escudero, CEO de Pharmadus Botanicals. / QUINITO
Beatriz Escudero, CEO de Pharmadus Botanicals. / QUINITO