La Junta de Castilla y León ha informado de que en la zona del Bierzo, las concentraciones de ozono troposférico registraron máximas cercanas al umbral de información a la población.

Según se desprende de los datos obtenidos por las estaciones de la Red de Control de la Calidad del Aire situadas en la zona atmosférica de El Bierzo, entre las 17:00 y las 18:00 horas se han registrado unos valores próximos a este umbral.

Según el informe de la Junta, la tendencia observada, junto con los modelos de predicción, indica que “es muy probable que se supere este umbral”, aunque insiste que este “es un mensaje de precaución”, ya que para que se confirme dicha situación, es necesario que se supere el valor de 180µg/m3 durante una hora.

Según tiempo y nivel de concentración de la exposición, estas concentraciones pueden producir síntomas como irritación de ojos, nariz, garganta y tracto bronquio-pulmonar hasta problemas respiratorios, lesiones inflamatorias en la piel, muy similar a una quemadura solar, con concentraciones elevadas.

Los días con niveles de ozono elevados hay que evitar realizar trabajos o ejercicio al aire libre en esas horas. En casos inevitables, es preferible optar por madrugar o trasnochar.