Num: 6762 | Jueves 13 de mayo de 2021
El tiempo - Tutiempo.net
El tiempo - Tutiempo.net
Opinión


Pasa siempre.

En el fragor de las campañas electorales, los candidatos suelen desgranar sus programas de diferentes maneras:

Unos, arremetiendo contra sus rivales; Otros, diciendo medias verdades. Unos y otros cometiendo excesos verbales que sonrojarían al personal, si éste, el personal, no estuviese ahíto y por lo tanto, casi sordo, pues ya se sabe que una tontería  repetida una y otra vez, sigue pareciendo una tontería, pero no sorprende a nadie.

Generalmente, los mayores  excesos, las tonterías más rotundas, las gilipolleces más sonoras, suelen estar en boca de los subalternos, que, ante la presencia de los jefes, se esfuerzan en hacer méritos, corneando a troche y moche.

Hasta ahora sólo había una excepción: José Mará Aznar, que, siendo cabeza de cartel, soltó aquellas  frases que quedarán para los anales de las chorradas: “esos que van ladrando su rencor por las esquinas”. O “yo hablo catalán en la intimidad”, siempre con la intención de “sacarnos del rincón de la historia”.

Ahora, ya tenemos a otro: Albert Rivera.

Es verdad que es un tipo que suele caer bien –aunque es más soso que el caldo de pata– y que dice cosas  razonables –y discutibles– y que, aunque sea el mandamás de una marca blanca del Partido Popular, tiene cierto aire de modernidad del que carece Mariano Rajoy, por ejemplo; pero, con lo que dijo recientemente, se  puede ganar la animadversión de   millones de españoles que no nacimos en democracia, pero que luchamos por conseguirla.

Sólo un niñato desinformado es capaz de decir que “sólo aquellos que han nacido en democracia pueden encabezar un proyecto para España”.

Es una tontería como la copa de un pino. A los 35 años ni se tiene ni la madurez suficiente para tomar determinadas decisiones ni, parece evidente, la prudencia necesaria. Ser joven puede ser interesante para ciertas actividades, pero, justamente, en política, hay otras cosas más importantes, como el sentido común. Así lo entendieron muchas culturas, desde Grecia y Roma hasta Polinesia, donde la  edad era sinónimo de sabiduría.

Además, esta afirmación se parece bastante a las ideas de Filippo Tommaso Marinetti,  poeta italiano de cuarta fila que pasó a la historia por haber sido el creador del “Futurismo”, movimiento poético de principios del  siglo XX que propugnaba partir de cero y romper con todo lo anterior. Llegó a decir que los museos italianos eran sitios equivalentes a cementerios.

El señor Marinetti, con el paso de los años, fue politizando el movimiento hasta coincidir con las tesis del fascismo, en cuyo partido ingresó en 1919.

¡Al loro!

 

 

NOTICIA 04
NOTICIA 03
EMPLEO
ofertas empleo ponferrada
NOTICIA 08
PROGRAMACION TV
Programación TV
NOTICIA 01


NOTICIA 02
WHATSAPP
Canal Whatsapp El Bierzo Digital
NOTICIA 06
NOTICIA 09
la encuesta

¿Cree que peligra la estabilidad del gobierno en Ponferrada por la marcha del concejal De la Fuente?

Cargando ... Cargando ...
NOTICIA 10
ROBA PAGINAS MONEY
NOTICIA 11

NOTICIA 07
NOTICIA 05
ADSENSE CUADRADO NOTICIA
© 2021 Actualidad Digital Ibérica. Todos los derechos reservados.