“Acabamos de dar cuatro licencias para naves en el polígono industrial. Algunas son para la ampliación de alguna industria que ya está trabajando como es Salpaglass, otra es una empresa que se dedica a construir pequeñas naves para vender o alquilar, de hecho ya había construido otras dos de las cuales una está alquilada y la otra en venta, y en estos momentos hay otras cuatro empresas muy interesadas”, así anunciaba este viernes el alcalde del municipio berciano, Eduardo Morán, que la red económica de su municipio continúa creciendo.

Una de esas empresas del sector agroalimentario que prevé instalarse en el polígono de Camponaraya ya está presente en la localidad, aunque Morán no ha querido dar su nombre. “Ahora mismo tiene una nave de unos 750 u 800 metros y quiere construir unos 2.500. Estamos viendo tres opciones a ver cuál es la que mejor le encaja”, desgrana el regidor.

A finales de verano la venta de las parcelas necesarias para hacer la ampliación de las industrias será una realidad, calcula.