Num: 7265 | Miércoles 29 de septiembre de 2022
El tiempo - Tutiempo.net
El tiempo - Tutiempo.net

La Casa Ucieda de Camponaraya se pondrá en uso tras una inversión final de 220.000 euros

Los trabajos de rehabilitación de la edificación culminarán en unos meses, cuando se abrirá al público como centro cultural y museístico ligado al Camino de Santiago y la comarca del Bierzo

Casa Ucieda-Osorio de Camponaraya. / QUINITO

El Ayuntamiento de Camponaraya abordará la fase final de la restauración de la Casa Ucieda con 222.802,48 euros. Una vez se formalice el contrato, se espera que los trabajos se lleven a cabo en seis meses. Esta obra está financiada desde el Ministerio de Transportes y Agenda Urbana (Mitma) y, sumada esta fase a la anterior, va a costar en total unos 800.000 euros.

El objetivo es poner en servicio este singular edificio, en la vera del Camino de Santiago. Los usos anunciados se ligan a la ruta jacobea pero también se quiere hacer de él un centro en el que pueda tener protagonismo la comarca del Bierzo a través de uno de sus productos señeros, el vino.

Para la recuperación de este espacio, se está respetando el planteamiento original, por lo que se usan materiales y técnicas tradicionales. Asimismo, se adecua a las conciencias y legislación actuales en términos de accesibilidad llevando actuaciones a cabo como, por ejemplo, instalar un ascensor.

El complejo, explica el proyecto, consta de dos edificaciones: la principal, la Casa Ucieda-Osorio, y la casa Moruna, de carácter auxiliar. Hay un tercer elemento, que era un antiguo almacén, de hormigón y uralita, que se va a proceder a eliminar. En los planos aparece además un gallinero.

Según el proyecto de esta última fase, esta casa señorial es “una de las construcciones de arquitectura residencial más singulares del Bierzo”. Se calcula que se erigió en el siglo XVIII y así viene reflejado en el Plan especial del Camino a su paso por Camponaraya. Se considera pareja en edad y forma al palacio de los marqueses de Quiñones, del que es vecina.

El análisis arquitectónico de este complejo residencial nos habla de una casa señorial de una familia pudiente, con zonas para el servicio, con entrada diferenciada. Con bodega, caballerizas y palomar, se sabe que sus últimos propietarios fueron los Ucieda y los Osorio, cuyos escudos todavía blasonan su fachada, protegidos como Bien de Interés Cultural desde 1963.

La importancia de esa bodega es un reflejo de la del vino en la comarca del Bierzo desde hace siglos. Hay incluso maquinaria antigua para el procesamiento de la uva en esta casona de Camponaraya. Será una de las cosas, la importancia económica del vino para la comarca del Bierzo, que se destacarán en este futuro centro museístico y cultural.

La historia tiene su espacio en esta hacienda pues el nombre de la Casa Moruna es debido, al parecer, a que los mamelucos del ejercito de Napoleón se hospedaron allí para obtener descanso en su caza del inglés.

La cerca de la finca, señala la autora del proyecto, tiene unos tramos de sillarejo de canto rodado, pizarra y caliza y otros construidos en tapia rematada con teja curva árabe. Según el documento, ambas “tipologías son tradicionales de esta zona del Bierzo”.

Una vez se abra el público, tras esta última fase de su restauración, se podrá conocer este espacio, pieza singular de la historia del Bierzo. La arquitectura tradicional de la comarca recupera así un elemento lleno de interés, en una localización privilegiada que permitirá al Ayuntamiento de Camponaraya dotarse de un escenario en el que proponer a sus peregrinos visitantes un viaje por la historia y la cultura bercianas.

Casa Ucieda de Camponaraya. / QUINITO

 

Casa Ucieda de Camponaraya. / QUINITO

 

Casa Ucieda de Camponaraya. / QUINITO

 

Patio de la casa Ucieda

 

© 2022 Actualidad Digital Ibérica. Todos los derechos reservados.