Num: 6322 | Viernes 28 de febrero de 2020
El tiempo - Tutiempo.net
El tiempo - Tutiempo.net

Castilla y León plantea obligar a los MIR a permanecer unos años en el sistema público ante el “déficit” de profesionales

Sanidad se enfrenta a unas 341 jubilaciones de médicos cada año y ya permite a todos los médicos continuar trabajando si lo piden y reúnen las condiciones

El consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, asiste junto a la directora de la Organización Nacional de Trasplantes, Beatriz Domínguez-Gil, a la inauguración de la jornada ‘Transplante renal 2000 en Castilla y León. / R. Cacho

El consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, planteó este lunes articular una medida que de alguna manera obligue a los facultativos que se forman a través de la fórmula de Médico Interino Residente (MIR) a permanecer durante unos años, al terminar esta etapa, en el sistema público, para que la inversión realizada revierta en los servicios de salud españoles. Ésta iniciativa es una de las que estudia un grupo de trabajo formado para ofrecer soluciones a la escasez de médicos en el Sistema Nacional de Salud (SNS).

Sáez Aguado, que compareció en las Cortes para informar sobre la reposición de puestos de trabajo vacantes por la jubilación de los profesionales, desveló que el servicio castellano y leonés de salud se enfrenta a unas 341 jubilaciones de médicos -226 en Primaria y 115 especialistas- cada año en el periodo comprendido entre 2018 y 2021, si bien apuntó que el “déficit” de profesionales no se debe a esta cuestión, sino a la escasez existente en algunas especialidades o categorías.

También aseguró que se cubre el 100 por 100 de las plazas en Atención Primaria y Hospitalaria, con carácter general, si bien este porcentaje admitió que es del 97 por ciento entre los profesionales de área que atienden sustituciones o vacantes. Por ello, la Consejería autoriza ya la práctica totalidad de las prolongaciones en el servicio activo de todos los médicos de Familia y especialistas hospitalarios si ellos lo solicitan y reúnen las condiciones, de acuerdo a la normativa.

En concreto, Sáez Aguado apuntó que se han prolongado la permanencia en el servicio activo a una media del 20 o 25 por ciento de los especialistas, si bien a partir del otoño de 2016, por las necesidades de las bolsas de empleo, se han autorizado, en términos generales, todas las peticiones. De hecho en 2017, apuntó que 59 facultativos de Medicina de Familia y Comunitaria, el 40 por ciento de los que se jubilarán, continuarán trabajando.

Aseguró que cada año se jubilarán el siete por ciento de los médicos de familia (2.937) y el 2,5 por ciento, de los especialistas (4.597). Esto se debe, según el consejero, a la incorporación masiva en los 80 de médicos de ‘cabecera’, frente a los especialistas de los hospitales. Por ello, explicó que las gerencias de Primaria no tienen ninguna restricción para autorizar las solicitudes de permanencia en el servicio, como en los hospitales, salvo entre los de área.

Por ello, frente a las críticas de la oposición, aseguró que entre 2009 y 2016 el número de médicos de Atención Primaria y especializada han aumentado un uno por ciento, pasando de 7.976 a 8.062. A pesar de este ligero incremento, Sáez Aguado reconoció que existe un “déficit” de profesionales, especialmente, en psicología, pediatría, urología, anestesia y reanimación y radiodiagnóstico. También reconoció las dificultades para contratar especialistas y médicos de Familia para sustituciones, aunque defendió que se cubren el 100 por 100.

Medidas

El titular de Sanidad se refirió también a la posibilidad de ofrecer una oferta de empleo coordinada, a la que se han opuesto tres comunidades, lo que en su opinión evitaría que se “robaran” efectivos entre autonomías. También defendió la contratación de profesionales extracomunitarios y la ampliación de las unidades docentes. No obstante, expresó sus dudas sobre la posibilidad de “agotar” la capacidad de especialización, porque supondría hacer un “esfuerzo” y “trabajar para otros”.

Además, destacó que se ha incrementado en cuatro años la oferta de plazas de formación en Medicina de Familia y Comunitaria, que han pasado de 87 a 115, un 32 por ciento más. También aseguró que se han mantenido estables las previstas para especialistas en unos 260, si bien remarcó que se han distribuido en función de las necesidades, con un incremento de siete en urología; 14 en radiodiagnóstico; 24 en pediatría, y 16 en anestesiología.

También, el consejero destacó el programa de fidelización de los mejores residentes, 37 médicos y seis enfermeros especialistas; la formación de tutores (4.911) y la liberación del 50 por ciento de su jornada, que en su segunda convocatoria se lo otorga a cuatro médicos y dos profesionales de enfermería. Además destacó las 300 plazas de oposición en Familia, que se están resolviendo y que captaron 40 profesionales de otras comunidades o las 325 para la Atención Hospitalaria.

Del mismo modo, recalcó las 1.016 del concurso de traslados de Familia al que seguirá el previsto para los especialistas hospitalarios, la modificación de las bolsas de cobertura temporal, y la contratación de 23 extracomunitarios en Primaria y 26 en los hospitales.

El consejero concluyó que el déficit de profesionales no es un problema específico de la Comunidad, ni tampoco presupuestario, sino del conjunto del Sistema Nacional de Salud. Además, admitió que le corresponde al Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad definir la oferta y distribuir las plazas por categorías. También reconoció que no ha existido una planificación inadecuada.

Fracaso

La socialista Mercedes Martín criticó que solucionen la falta de profesionales a base de prolongar los trabajadores que alcancen la edad de jubilación. “No parece que tranquilice mucho”, dijo y pidió más transparencia y seguridad en los procesos selectivos. Además, reclamó “buenas condiciones” laborales en la contratación de personal sustituto y rechazó que se cubran todas las plazas. También pidió que se recuperen los profesionales perdidos durante la crisis, especialmente, los médicos de Familia y los pediatras.

“Hay jubilaciones que se han producido en los últimos cuatro años que hoy en día siguen si cubrir”, dijo Mercedes Martín, quien insistió en que no ha existido una cobertura del 100 por 100. También pidió que se acabe con la política de acumulaciones y sobrecarga en el área de Familia. Además, tachó de “fracaso” el Plan de Ordenación de Recursos Humanos y la reestructuración de Primaria.

Parches

La representante de Podemos, Isabel Muñoz, apoyó que los profesionales formados devuelvan de alguna manera al sistema público el dinero dedicado a su formación. También aseguró que la Junta debería “haber trabajado” una solución “antes” para evitar el problema actual. Además, criticó que entienda como un “triunfo” la medida de “envejecer” la plantilla a través de la permanencia en el servicio activo de trabajadores con más de 65 años y advirtió de que muchos de los que se forman han “salido huyendo” de la Comunidad.

La procuradora de la formación ‘morada’ consideró que la jubilación es un “parcheo” para afrontar la escasez de médicos. En su opinión, el programa que premia la excelencia de los nuevos médicos y enfermeros debería haberse hecho de otra manera. También pidió mejoras en las condiciones laborales, puesto que consideró que los contratos por hora supone “abrir la puerta” para que se vayan a otros territorios.

Fidelizar profesionales

El portavoz de Ciudadanos en materia sanitaria, Manuel Mitadiel, discrepó de los datos facilitados por el consejero, ya que señaló que entre 2017 y 2022, se jubilarán más médicos de familia y pediatría. Explicó que se debe agotar la capacidad formadora de la Comunidad y fidelizar a los profesionales, mediante procesos selectivos y concursos de traslados. Además, advirtió de que existe un problema con el desarrollo de la carrera profesional, especialmente, en el medio rural.

Medidas insuficientes

Por su parte, el procurador de IU, José Sarrión, propuso elevar la oferta de plazas de formación, aumentar las facilidades de contratación para profesionales extracomunitarios, mejorar las condiciones laborales e incrementar la oferta pública de empleo. A su juicio, la “marcha” de facultativos se debe al empeoramiento de las condiciones, con medidas como los contratos “por horas”. Además, consideró “insuficientes” las medidas de la Consejería de Sanidad para atender la cobertura de plazas en El Bierzo (León), Aguilar de Campoo, Guardo (Palencia) o Sanabria (Zamora).

Competencia estatal

Por su parte, el ‘popular’ Alejandro Vázquez hizo hincapié en el equilibrio del número de plazas ofertadas en formación y los universitarios que se forman en las facultades de Medicina. Señaló que gran parte de las iniciativas previstas para atajar la escasez de profesionales son de competencia estatal. También refrendó la fidelización de trabajadores, la mejora de la movilidad o la opción de los extracomunitarios.

Vázquez consideró fundamental contar con un “registro nacional de profesionales” para planificar a largo plazo su dotación, así como otro para puestos de difícil cobertura, y facilitar en la medida de lo posible, el tránsito de los 65 a los 67 años en la edad de jubilación. Por último, defendió que se trabaje para agotar la capacidad máxima de formación.

NOTICIA 02
NOTICIA 03
empleO
ofertas empleo ponferrada
PROGRAMACION TV
Programación TV
NOTICIA 01


NOTICIA 04
NOTICIA 07
NOTICIA 05
la encuesta

¿Estaría a favor de una autonomía leonesa siendo provincia el Bierzo?

Cargando ... Cargando ...
NOTICIA 10
NOTICIA 11
ADSENSE CUADRADO NOTICIA
NOTICIA 13


NOTICIA 08
NOTICIA 06
NOTICIA 09
NOTICIA 12
© 2020 Grupo Noroeste En Red. Todos los derechos reservados.