Num: 7222 | Martes 16 de agosto de 2022
El tiempo - Tutiempo.net
El tiempo - Tutiempo.net

Castilla y León se suma a la receta electrónica interoperable el próximo lunes

Sacyl se acaba de unir al proyecto de interoperabilidad de receta electrónica en el Sistema Nacional de Salud, del que ya participan Extremadura, Canarias, Navarra, Galicia, Comunidad Valenciana, La Rioja y Aragón

Castilla y León se suma a la receta electrónica interoperable el próximo lunes. / C. Sánchez

S. Calleja Los castellanos y leones que tengan que desplazarse a otra comunidad autónoma y precisen de un tratamiento podrán retirar desde este lunes, 26 de junio, en cualquier farmacia los medicamentos prescritos por su médico a través de la e-Receta, siempre con la necesidad de presentar su tarjeta sanitaria. Sacyl se acaba de unir al proyecto de interoperabilidad de receta electrónica en el Sistema Nacional de Salud, del que ya participan Extremadura, Canarias, Navarra, Galicia, Comunidad Valenciana, La Rioja y Aragón, autonomías en las que se pueden retirar las medicinas. A ellas se unirá en breve Castilla-La Mancha, que ya emite recetas para ser adquiridas fuera de su territorio y que está en la fase para poder comenzar a recibirlas.

Este paso mejora la calidad del servicio al ciudadano, ya que a partir de ahora, cuando viaje a estas autonomías, no tendrá que pedir a su médico que le adelante recetas en papel, ni tampoco acudir a un centro de salud foráneo para que le prescriban las medicinas, lo que, por ejemplo, puede ser de especial interés con algunos tratamientos como ocurre con aquellos con estupefacientes. Además, también sirve para conocer toda la medicación que ha sido dispensada al paciente, con independencia de dónde recoja la medicación, y el grado de adherencia. Del mismo modo, permite que el paciente lleve sólo la medicación que está tomando y retirar un nuevo envase cuando lo necesite con el único requisito de presentar su tarjeta sanitaria; ayuda en el cumplimiento terapéutico y evita acúmulos de medicación.

La e-Receta implica ventajas para el farmacéutico, pues puede dispensar la medicación, con independencia de donde se haya hecho la prescripción, y tener acceso a información para solventar las dudas del ciudadano. De hecho, el sistema permite al médico incluir notas para quien haga la dispensación, tales como que se incida en la forma de administración, el número de tomas, si es necesario algún descanso, por ejemplo, y se contemplan situaciones especiales, como prescripciones asociadas a hipercolesterolemia familiar.
De momento, la plataforma permite dispensar los medicamentos autorizados e incluidos en las bases de datos del Sistema Nacional de Salud, y la previsión es que a lo largo de este año y 2018 se sume el grupo de efectos y accesorios, tales como gasas, esparadrapo, absorbentes de incontinencia urinaria, etc.; las vacunas individualizadas y las fórmulas magistrales o preparados oficinales.
Tope de aportación
Los ciudadanos que superen el tope de aportación, tendrán que solicitar en Castilla y León el reembolso de la cantidad que le corresponda, para lo que la farmacia de fuera de la Autonomía tendrá que entregarle el recibo correspondiente. También, en el caso de los tratamientos para afectados por el síndrome tóxico.
Cuando se trate de medicamentos no financiados que en la comunidad de origen estuvieran exentos de aportación, el usuario tendrá que solicitar el reembolso con la presentación de la factura también en su comunidad.
Antecedentes
El pilotaje del sistema de interoperabilidad de receta electrónica en el SNS arrancó en 2013 para ponerlo a prueba, corregirlo y mejorarlo. En concreto, las autonomías que participaron fueron Cananarias y Extremadura. Dos años después, en julio de 2015, comenzó el proyecto con la inclusión de estos dos territorios. Ya en 2016 se sumaron como emisoras (generan recetas que se pueden dispensar en otra comunidad) Castilla-La Mancha y Navarra, y en 2017, Aragón, Comunidad Valenciana, Galicia y La Rioja. Desde 2016, pueden recibir y efectuar dispensaciones las oficinas de Navarra, y este año se han incorporado Aragón, La Rioja, Comunidad Valenciana y Galicia, según los datos del Ministerio de Sanidad consultados por Ical.

En la actualidad, la receta electrónica en Sacyl es la herramienta fundamental para la prescripción y la dispensación farmacéutica, con casi 750.000 ciudadanos utilizando el sistema. Desde su inicio más de 30 millones de envases se han dispensado por este sistema y el pasado mes de mayo, el porcentaje de recetas electrónicas superó el 60 por ciento, según los datos facilitados hoy por la Junta.

© 2022 Actualidad Digital Ibérica. Todos los derechos reservados.