Castilla y León suma a más de 130 entidades al Pacto de Economía Circular

El objetivo de esta iniciativa de la Junta es llegar a 2050 con “residuos cero” en su economía
El consejero de Economía y Hacienda y portavoz de la Junta, Carlos Fernández Carriedo, y el presidente de la Diputación de Valladolid, Conrado Íscar, presentan el Pacto por la Economía Circular de Castilla y León
El consejero de Economía y Hacienda y portavoz de la Junta, Carlos Fernández Carriedo, y el presidente de la Diputación de Valladolid, Conrado Íscar, presentan el Pacto por la Economía Circular de Castilla y León. / Rubén Cacho

Más de 130 entidades públicas y privadas, agentes económicos y sociales y empresas se sumarán al Pacto de Economía Circular con el reto de que el tejido industrial y empresarial de la Comunidad llegue a 2050 con “residuos cero”. Así lo aseguró el consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo, que presidió en el PRAE la presentación de este acuerdo “abierto” y “transformador de la realidad de Castilla y León”. “No va a haber desarrollo económico sin sostenibilidad”, resumió Carriedo.

El también portavoz de la Junta remarcó, acompañado por el presidente de la Diputación de Valladolid, Conrado Íscar, el trabajo que se lleva realizando desde hace tiempo en cooperación entre su departamento y el de Medio Ambiente, junto a las entidades locales de la Comunidad, la Comisión Europea y las empresas de Castilla y León, con un papel activo en la jornada de hoy.

Carlos Fernández Carriedo explicó que el pacto plantea “la sostenibilidad económica de Castilla y León como base” de su desarrollo, y se enmarca en la Iniciativa de la Comisión Europea de Ciudades y Regiones Circulares, en la que la Comunidad fue seleccionada como una de las 12 entidades territoriales piloto, para desarrollar un “modelo de aceleración de la economía circular”.

El consejero aclaró que el objetivo de alcanzar 2050 sin residuos en la actividad económica es “muy relevante” y responde a la ausencia, dificultad de acceso o elevados precios de las materias primas. Agregó que existe una lista de materias primas escasas o en riesgo de desaparición en la UE, por lo que el objetivo, tras años de dificultades de acceso a componentes e hiperinflación, es “extraer” estos productos y reutilizarlos.

Carriedo expuso que a partir de ahora contarán con una asistencia técnica de la UE y fomentarán el intercambio de conocimientos de las mejores prácticas empresariales en la eliminación de residuos en los procesos industriales. El consejero de Economía y Hacienda sentenció que Castilla y León es líder en renovables y en sumideros de CO2 y ahora quiere ser relevante también en la economía circular.

Economía Circular

El Pacto presentado es un acuerdo voluntario por el que las entidades firmantes manifiestan su compromiso para desarrollar un modelo de economía circular en su actividad y contribuir con ello a acelerar el proceso de transformación de la economía de Castilla y León.

Esta medida pretende contribuir a la creación y consolidación de un ecosistema territorial de economía circular que aúne a todos los agentes relevantes en el metabolismo económico regional, provincial o local.

La Junta aprobó en octubre del 2021 la Estrategia de Economía Circular de la Comunidad, en la que se desarrollarán una serie de medidas orientadas a fomentar la cooperación y participación de todas las instituciones y entidades que desarrollan su actividad en Castilla y León para fortalecer el compromiso global con la economía circular y contribuir con ello a acelerar la transición de toda la sociedad hacia el nuevo modelo económico. Una de las medidas previstas en la estrategia es la creación y puesta en marcha de este pacto.

Este modelo de economía circular se fundamenta sobre la creación de ecosistemas territoriales (clústers) que aborden soluciones sistémicas para las cadenas de valor prioritarias de la UE. Hasta este momento se han adherido a este pacto un total de 119 empresas y entidades.

La iniciativa del Pacto está cofinanciada por la UE a través del proyecto Circular_Ecosystems dentro del programa Interreg Poctep que pretende replicar la metodología CCRI en dos ciudades de Portugal, y en España, en Valladolid y en las provincias de Ávila y Ourense, a través de sus diputaciones provinciales.

Desarrollo de la Jornada

Según la información facilitada por su Consejería, en la jornada participaron 130 representantes de instituciones, agentes sociales y económicos, muchos de los cuales ya se habían adherido a este pacto. Todos ellos han sido reconocidos públicamente por su “compromiso con la sostenibilidad del planeta, desde sus diferentes ámbitos de actuación”. En concreto, estuvieron 81 entidades que ya habían rubricado el pacto, de las que 41 son empresas, siete entidades locales y 33 entidades de carácter social, cámaras de comercio, SCRAP, colegios profesionales y universidades.

María Rincón Liévana, de la Unidad de Economía Circular, Producción y Consumo Sostenible de la Comisión Europea,intervino (online) dando las pautas por las que se rige el plan de acción que está llevando a cabo la institución europea.

Con la segunda parte de la jornada se buscó acercar las iniciativas que en materia de Economía Circular se están desarrollando en la Unión Europea y en otras regiones. Para ello, se contó con la participación de María Blanco Herbosa, del Banco Europeo de Inversiones, quien ha explicado los diferentes apoyos que su Institución ofrece a las ciudades y a proyectos de economía.

Desde la Junta de Andalucía, su directora general de Sostenibilidad Ambiental y Economía Circular, Carmen Jiménez Parrado, explicó las iniciativas que están desarrollado en su comunidad autónoma.

Por último, el director de Proyectos de la Fundación Patrimonio Natural, Jesús Díez, presentó y puso en valor la iniciativa Europea de Ciudades y Regiones Circulares (CCRI).

La jornada finalizó con la puesta en común de empresas e instituciones que están dentro del pacto por la economía circular: Galletas Gullón, con la intervención de Francisco Hevia; Tebrio, con Adriana Casillas; Grupo Ecoalia, con Luis Bernardo López, y el Ayuntamiento de Valladolid a través de IDEVA, con Alicia Villazán.

Pacto Verde

Por otra parte, a preguntas de los periodistas, Carriedo afirmó que existe “coherencia” entre su apuesta por la economía circular y las exigencias del sector agrario y ganadero contra el Pacto Verde, con una jornada que se celebraba hoy también en Valladolid. En este sentido, insistió en que el sector primario “tiene toda la razón” en exigir flexibilidad en la normativa europea y que se exija a los productos que llegan de terceros países los mismos requisitos que se imponen en Europa.

“No tiene ninguna coherencia que exijamos normativas y requisitos a nuestros países y se rebajen, se relajen o no se controlen cuando se produce fuera”, dijo, para sentenciar: “Pedimos el mismo nivel de requisitos para países de dentro y de fuera, lo que es compatible con el objetivo claro industrial de ir eliminando residuos”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.