La CHMS concluye el estudio que dará solución al saneamiento del Bierzo Bajo

Desde la Confederación señalan que se convierte en un "gran avance" ante un problema medioambiental por "vertidos recurrentes no autorizados"
Río en el Bierzo
CHMS

La Confederación Hidrográfica del Miño-Sil (CHMS) concluyó el estudio que dará solución a la problemática de vertidos provocada por el mal funcionamiento del saneamiento del Bierzo Bajo. “Supone un gran avance ante un problema medioambiental por vertidos recurrentes, no autorizados al medio receptor, que viene de muy atrás”, explicó el presidente, José Antonio Quiroga.

El exceso de aguas freáticas en la red provoca vertidos, prácticamente continuos en muchos aliviaderos, y también frecuentes alivios en la EDAR (Estación Depuradora de Aguas Residuales), a la salida de la decantación primaria, que van directos al cauce sin pasar por el reactor biológico y el posterior tratamiento secundario.

“Además de la problemática ambiental, existe también otro grave inconveniente de carácter económico y social; la sobrecarga de la red dificulta la autorización de nuevas conexiones lo que impide el desarrollo urbanístico, tanto de tipo industrial como residencial, condicionando muy negativamente el futuro de la comarca”, incidió Quiroga.

Al atender a esta doble problemática, se decidió la contratación de un estudio que, con una inversión de 260.000 euros permitiese, tanto identificar el origen de los problemas, como la definición de sus posibles soluciones “sin olvidar que los organismos de cuenca no son la Administración responsable de saneamiento”, matizó.

El estudio, cuya redacción concluyo recientemente, ha tenido como ejes principales un detallado trabajo de campo, una modelización del funcionamiento de la red principal y secundaria de saneamiento y una auditoría de la gestión y explotación de la EDAR y de los colectores interceptores y sus aliviaderos; además, plantea una propuesta de actuaciones a realizar con el fin de abordar los problemas existentes.

Los resultados serán presentados en una reunión a la que se convocará a las Mancomunidades de Tratamiento de las Aguas Residuales del Bajo Bierzo y de Municipios del Agua del Bierzo, así como a los ayuntamientos de Toral de los Vados, Villafranca y Ponferrada, a los que se les plantearán las posibles figuras de colaboración que permitan asumir la inversión necesaria, encuentro que se llevará a cabo en la segunda quincena del presente mes de mayo.