El club Baloncesto Ciudad de Ponferrada ha llevado a cabo este miércoles la presentación oficial de los dos nuevos jugadores que incorpora a sus filas en el mercado de invierno. El primero, Chris Sterling, que ya disputó dos partidos con la camiseta blanquiazul, llega a la capital del Bierzo avalado por su alto porcentaje en tiros de tres puntos y sus “buenas piernas para defender”, según valoró el presidente del club, Óscar García.

El jugador, que por ahora no dice ni palabra en castellano, contestó las preguntas de los periodistas deportivos bercianos en inglés, con la ayuda, unos y otros, de un traductor del club. A través de él, trascendió que Sterling viene preparado para “trabajar duro, intentar mejorar al equipo y que a final de temporada el Ciudad de Ponferrada coseche éxitos”. Define al club berciano como “joven, que tiene mucho que aprender y trabajar” pero dice estar “encantado con la afición. Nunca había jugado ante tanto público”.

El segundo fichaje fue el mallorquín Marcos Ruiz. “Es un jugador con números interesantes aunque no destaca por su altura, es un jugador bajo pero muy inteligente en el juego, con mucha capacidad de rotación”, explicó García. “Estaba muy interesado en venir a Ponferrada sobre todo a nivel académico. Jugando en Lugo y tenía que madrugar mucho para venir a clase al campus de Ponferrada en el que estoy estudiando Fisioterapia. Contacté con el club Ciudad de Ponferrada a ver si era posible el fichaje y estoy aquí. Muy contento y vengo para dar lo máximo al equipo”, concluyó el ya jugador blanquiazul.