Num: 6923 | Jueves 21 de octubre de 2021
El tiempo - Tutiempo.net
El tiempo - Tutiempo.net

Coalición por El Bierzo contra el cierre de Compostilla

"Ahora vendrán el PP y el PSOE a intentar erigirse en defensores de la minería y del Bierzo y a echarse en la culpa mutuamente del desastre que supone el cierre. Por una vez no habrán mentido, porque ambos son culpables, prácticamente en igual medida", denuncian


La junta general de accionistas de la empresa italiana Enel, principal accionista de Endesa, confirmó este viernes que la central térmica de Compostilla, situada en el municipio berciano de Cubillos del Sil, se cerrará antes del 30 de junio de 2020, después de que la empresa haya decidido que no invertirá para adaptarla a los requerimientos medioambientales de la normativa de la Unión Europea, según explicaron los representantes del Instituto Internacional de Derecho y Medio Ambiente (IIDMA) que asistieron a la reunión celebrada en Roma. 

Ante el “descorazonador” anuncio, Coalición por El Bierzo ha querido manifestarse totalmente en contra, a través de un comunicado:

Es lamentable que una empresa española como Endesa, que fue pública en su día y que se privatizó de forma escandalosa, pertenezca a una multinacional pública italiana y que sea precisamente Italia quien adopte decisiones que afectan a un sector estratégico de la economía y la industria españolas, como es el sector energético.

De este modo, el cierre de la central de Compostilla no es que sea un atentado contra el Bierzo, sino que, se quiera o no, es un atentado contra la soberanía española y al Reino de España le compete defender sus sectores básicos.

Estamos seguros de que nadie se hubiera planteado una insensatez similar en el País Vasco o Cataluña. Al contrario, cuando problemas similares han sucedido respecto a sectores estratégicos como el de automoción (caso de Seat), han sido los gobiernos central y catalán quienes han acudido raudos la rescate de la empresa. En consecuencia, ahora pedimos un trato igual, para que nadie pueda decir que los españoles somos jurídicamente tratados de forma desigual según el lugar de nacimiento. Así pues, compete a la Junta de Castilla y León y al gobierno central ponerse manos a la obra para frenar o paliar las consecuencias de este dislate.

En cualquier caso, esta situación y otras similares, aunque de menor calado, no hacen más que poner en evidencia lo necesario que es que los bercianos puedan oír su voz en los foros y las instituciones que están fuera del Bierzo. Y ello sólo puede suceder si un partido como Coalición por El Bierzo lleva su voz fuera de aquí, a León, a Valladolid, a Madrid y a Europa, porque, como bien se ve, allí ni siquiera saben que existimos y no son los grandes partidos políticos quienes van a transmitir nuestras necesidades y nuestros anhelos.

Apelamos a la responsabilidad social corporativa de las empresas para revertir las funestas consecuencias de este tipo de decisiones, algo que ya debería estar implantado, en la línea que siempre hemos propuesto de una economía basada en el bien común.

Sin embargo, tristemente no podemos esperar nada de nuestros dos grandes partidos nacionales, porque, a poca memoria que hagamos, recordaremos que primero fue el PSOE quien comenzó a privatizar Endesa, labor continuada con entusiasmo por el PP. Posteriormente, ante la posibilidad de que el gobierno socialista de Zapatero entregara Endesa a los catalanes de Gas Natural, en un claro intento de desbancar de Endesa al popular Francisco Pizarro, el PP contraatacó intentando que fuera la alemana EON la que se hiciera con el control de esta empresa emblemática española que, dicho sea de paso, nació en el Bierzo.

Finalmente, ante la contramaniobra del PP, Zapatero entregó Endesa a Acciona y a la intaliana ENEL. Acciona, una vez cobrados de forma cuantiosa sus servicios, se retiró de la operación y dejó el control de Endesa en manos de la multinacional pública italiana.

Ahora vendrán el PP y el PSOE a intentar erigirse en defensores de la minería y del Bierzo y a echarse en la culpa mutuamente del desastre que supone el cierre de Compostilla II. Por una vez no habrán mentido, porque efectivamente ambos son culpables, prácticamente en igual medida.

Coalición por El Bierzo no va a engañar a nadie: nos sentimos impotentes y abrumados ante la magnitud del problema. Pero ello no nos impedirá defender con uñas y dientes la continuidad de esta central térmica que, a día de hoy, es uno de los principales motores de la maltrecha economía berciana. Por ello pedimos reflexión y apoyo a todos, para intentar parar esta debacle y para que en un futuro los bercianos tomen conciencia de quién defiende mejor su voz y sus intereses, porque, del mismo modo que esto no podría pasar en Cataluña o en el País Vasco, tampoco debería poder en el Bierzo”, piden.

© 2021 Actualidad Digital Ibérica. Todos los derechos reservados.