Num: 6918 | Sábado 16 de octubre de 2021
El tiempo - Tutiempo.net
El tiempo - Tutiempo.net

Comienza el juicio contra la berciana que fingió haber sido agredida y se llegó a sellar con pegamento en la vagina

El Fiscal le pide 6 años y 4 meses por la primera detención ilegal de su pareja y 5 años y 4 meses por lo ocurrido en octubre, cuando fingió la agresión

La mujer acusada de presentar una denuncia falsa por malos tratos saliendo del juzgado de Ponferrada, en octubre de 2016. / C. Sánchez

La Audiencia Provincial de León inicia este lunes el juicio contra  la faberense Vanesa Gesto,que simuló haber sido secuestrada y vejada por su expareja, e incluso se llegó a sellar la vagina con pegamento, Iván Rico; y su cómplice, Fernando V.A., al que se le ha considerado “imprescindible” para sacar adelante su farsa.

Ministerio Fiscal y acusación particular acusan a Vanesa de dos delitos de detención ilegal en concurso medial con otros dos delitos de denuncia falsa. Por los mismos delitos tendrá que responder el presunto cómplice, cuya intervención, según la acusación, fue decisiva tanto en la creación de una cuenta falsa para enviar mensajes “amenazantes” a Vanesa haciéndose pasar por su pareja como para llevar a cabo el supuesto secuestro de Vanesa desde Fabero hasta Bembibre, en donde pidió auxilio después de asegurar que había sido retenida contra su voluntad.

Los hechos  tuvieron lugar entre agosto y octubre de 2016 y comenzaron cuando, un día antes que Iván Rico saliese de prisión por otras causas, Vanesa le denunció y pidió su permanencia en prisión alegando que su vida y la de su hijo corrían peligro. Para ello esgrimía mensajes de correo como  “Ninguna pulsera te van a proteger a ti ni a tu hijo”, que después se comprobó que venía de una cuenta falsa (supuestamente la creada por su cómplice). De esta manera, Vanesa consiguió  privarlo de libertad durante dos meses y 19 días

Cuando Iván sale de la cárcel es cunado la mujer prepara el supuesto secuestro, que quedó desmontado cuando las cámaras de tráfico mostraban que había sido llevada a Bembibre por su cómplice.

Ahora, el Ministerio Fiscal considera que la mujer instrumentalizó la justicia al aparentar ser víctima de violencia de género con la única intención de privar de libertar a Iván Rico. Es por ello que pide para ella 6 años y 4 meses por la primera detención ilegal y 5 años y 4 meses por lo ocurrido en octubre. Además, solicita una multa de 14 meses a razón de seis euros diarios.

En el caso de su presunto cómplice, se piden 5 años y seis meses por los mensajes y cinco años y cuatro meses por el supuesto secuestro.

El Fiscal también pide una indemnización para Iván Rico de 18.000 euros que deberán afrontar entre los dos acusados, una cantidad que se eleva hasta los 30.000 euros en el caso de la petición de la acusación particular.

© 2021 Actualidad Digital Ibérica. Todos los derechos reservados.