Num: 6895 | Jueves 23 de septiembre de 2021
El tiempo - Tutiempo.net
El tiempo - Tutiempo.net

El Consejo Comarcal cumple 30 años con la vista puesta en más competencias y autonomía fiscal para El Bierzo

Los consejeros de la primera corporación comarcal y los expresidentes participan en un acto 30 años después de aquel 11 de julio en el que nació la institución berciana

consejo comarcal
Acto por el XXX aniversario del Consejo Comarcal. / QUINITO

El salón de plenos del Ayuntamiento de Ponferrada acogió este domingo el acto institucional con el que el Consejo Comarcal del Bierzo ha celebrado su trigésimo aniversario. Estuvieron presentes en el mismo el alcalde de Ponferrada, Olegario Ramón, el presidente de la entidad cumpleañera, Gerardo Álvarez Courel, así como los expresidentes de la institución y los portavoces actuales de los grupos políticos. Entre el público, se encontraban buena parte de los representantes que conformaron aquel primer Consejo, constituido el 11 de julio de 1991, hace treinta años.

El primero en tomar la palabra fue el regidor de la capital del Bierzo, que dio la bienvenida a la “casa de todos los bercianos” a los asistentes al Pleno. Olegario Ramón dijo no poder imaginar una Ponferrada sin el Bierzo ni un Bierzo sin Ponferrada, y anotó que la historia de la institución comarcal es un “camino que continúa y completa etapas”. Para Ramón, la existencia del Consejo es el “hecho diferencial” en lo institucional y lo administrativo de la comarca, y puso la vista en el valle de Arán (cuya administración comarcal es una de las más completas de España) como horizonte a perseguir en materia de obtención de competencias y atribuciones.

Tomaron luego la palabra los portavoces de las diferentes formaciones políticas que tienen representación actualmente en el Consejo Comarcal del Bierzo. Para Samuel Folgural, se puede hablar de “estabilidad” en dicha institución supramunicipal, que debe servir para potenciar el papel de “centralidad del Bierzo en el noroeste”. El portavoz de USE lamentó que desde el XXV aniversario, hace cinco años, no se hayan contado “cortes de cinta” de nuevas infraestructuras que puedan compensar la imagen, a la que hizo alusión, de la caía de las torres de Anllares, y pidió que se pudiera hablar de alguna mejora sustancial en el próximo cumpleaños.

Ruth Morales, de Ciudadanos, dijo que el Consejo “no ha alcanzado la madurez necesaria”, aunque hizo referencia a numerosos “hitos” que se han ido superando y a otros que están por delante. Situó la situación de la entidad “lejos de la meta”, que dejó dicho que es “simplificar la administración” y mejorar la gestión en esta “tierra con identidad propia” que ha de hacer frente a los retos con “audacia y valentía”.

Iván Alonso, de Coalición por el Bierzo, recalcó la celebración del Pleno en el edificio del Ayuntamiento de Ponferrada, pues, recordó, el Consejo “no tiene una sede digna”, tema en el que acusó a la Junta de Castilla y León de “marear la perdiz”. Alonso pidió una nueva ley para “refundar la institución” más allá de lo que a su juicio son maniobras de “apaciguamiento y distracción” que se llevan a cabo desde Valladolid, ciudad en la que están las principales sedes del poder autonómico y donde, aseguró Alonso, se usa el dicho de “dar a los bercianos el juguete y que jueguen”. También pidió al presidente de la Diputación, el berciano Eduardo Morán, que “deje su impronta” apoyando al Consejo Comarcal y habló de la necesidad de que ayuntamientos y mancomunidades afronten la necesidad de una mayor “eficacia” y de la sostenibilidad económica.

Por parte del PP, Rosa Luna propuso que el Consejo sea la “ventana al mundo” del Bierzo que sirva para atraer emprendimiento, y ensalzó la riqueza de la comarca. Luna agradeció a la Junta el “triple impulso” dado en materia económica, competencial e institucional tras el último convenio suscrito y aseguró que la nueva sede será un proyecto en firme una vez se cedan los terrenos necesarios para ella.

El portavoz del PSOE, Antonio Cuellas, por su parte, expresó su deseo de que “ojalá los próximos 30 años se pueda crecer más” y aseguró que para ese crecimiento es necesario “respeto” a la institución y que eso “no ha sido así” siempre, sirviendo el Consejo Comarcal de “lugar de enfrentamiento”.

Palabra de expresidente (y expresidenta)

Tomaron entonces la palabra los expresidentes y la expresidenta del Consejo Comarcal. El primero en hacerlo fue Alfonso Arias, de Molinaseca, que dirigió la institución entre 2011 y 2015. Arias destacó la necesidad de convencer a los 38 ayuntamientos que conforman el Consejo de la necesidad de ceder ciertas competencias, así como los servicios de las mancomunidades. Esa “misión”, la cesión de servicios, habría caracterizado, aseguró, todos los mandatos, en los que la tarea intentada por cada presidente habría resultado imposible. Arias mentó también el Banco de Tierras, una “idea propia” del Consejo puesta en marcha durante su mandato que funciona “de maravilla”.

El que fuera presidente del Consejo entre 2007 y 2011, José Luis Ramón, de Cubillos, mostró su optimismo por el futuro de una institución que ha llegado “para quedarse”, la cual, a su juicio, aúna a sus 30 años “frescura” y “experiencia”, es decir: los ingredientes del éxito. Dijo ver en su ámbito profesional cada vez más ejemplos de personas que acuden a pedir ayuda al Consejo o a buscar empleo, muchos de ellos jóvenes emprendedores que se sirven también de las iniciativas del Banco de Tierras. Recordó que en su época no era así, existiendo por aquel entonces una mayor distancia entre el Consejo y la juventud berciana, y celebró que las personas jóvenes acudan y confíen en el Consejo Comarcal del Bierzo, una institución que dibujó como “algo enorme” que ha costado “echar a andar” pero que luego “no hay nadie que lo detenga”.

El ponferradino Ricardo González Saavedra, quien presidiera el Consejo de 2003 a 2007, compartió su recuerdo de cuando la institución comarcal no era demasiado conocida (por ejemplo en Valladolid, donde se confundía con los consejos reguladores de las denominaciones de origen) y remarcó lo que se ha avanzado en es ese sentido, aunque reconoció que no se ha crecido “al ritmo que debería”. Saavedra expresó su deseo de que la entidad sirva de aglutinador del sentimiento de los bercianos y aludió a “singularidades que no se reproducen en otras zonas de la comunidad”.

Entre 1999 y 2003, el Consejo Comarcal fue presidido por José Luis Esteban, quien se presentó como “felizmente jubilado de la política” pero con un recuerdo “vivo” y “pletórico” de sus cuatro años al frente de la institución supramunicipal. En sus orígenes, contó Esteban, se miraba al desarrollo del Consejo como una “andadura incierta” pero tras 30 años se puede ver “consolidado” y “no hay quien lo pare”, aunque señaló que “el nivel de crecimiento” será “el que se le permita desde Valladolid”. El bembibrés expresó su convicción de que una mejora que los bercianos agradecerían sería que la elección de cargos del Consejo Comarcal, en especial la presidencia, pudiera hacerse mediante elección directa.

Rita Prada tomó la palabra entonces y empezó remarcando que su periodo al frente de la institución (de 1992 a 1999) es el único en el que una mujer ha ocupado el más alto cargo. Fue “la primera [presidenta del Consejo] y probablemente la última”, señaló, “al ritmo que vamos”. Prada puso sobre la mesa que la Diputación fue quien cedió su primera competencia al Consejo Comarcal y remarcó la necesidad de que los ayuntamientos impulsen de abajo a arriba la entidad. Sobre la dificultad de que estas entidades locales cedan competencias, Prada planteó la pregunta sobre “¿quién pone la primera piedra?” y animó a los alcaldes a hacerlo, recordando que los municipios pequeños están en declive ya que no son sostenibles en su mayoría. También sugirió que la evolución del Consejo Comarcal habría sido muy diferente si el Partido Socialista hubiera gobernado en la Junta de Castilla y León y cerró su intervención recordando al primer presidente de la institución, Francisco Alfonso, y enviándole una felicitación por el trigésimo cumpleaños del ente comarcal “allá donde esté”.

Sede, competencias y autonomía fiscal para Consejo Comarcal del Bierzo

El Consejo Comarcal del Bierzo celebró este domingo su trigésimo cumpleaños como “un homenaje a la primera corporación”, destacó el actual presidente, Gerardo Álvarez Courel, en su discurso. La sede, las competencias y la autonomía fiscal fueron señaladas por Courel como las “carencias” que todavía tiene la institución pero se miró en el espejo de esos primeros integrantes, “acostumbrados a pasar estrecheces” en la gestión de ayuntamientos pequeños.

Tras 30 años de “desarrollo importante” en muchos sectores, el Bierzo vive, recordó Courel, el fin del energético, algo que nos obligará a “reinventarnos”. Para el presidente, cabe destacar la eficacia demostrada por la administración comarcal y su utilizad en tanto que funciona como “una única voz que se escucha” en numerosos foros. Aunque cuesten, aseguró, “los avances no cesan” y destacó que el Consejo Comarcal es una administración cada vez “más conocida” y “más querida” por los ciudadanos del Bierzo.

Al finalizar el acto, se entregó a los miembros de la primera corporación del Consejo así como a los expresidentes de la institucion la foto tomada el 11 de julio de 1991 junto a la iglesia de San Pedro tras constituirse aquel primer Consejo Comarcal del Bierzo.

 

FOTOGRAFÍAS DE QUINITO

 

© 2021 Actualidad Digital Ibérica. Todos los derechos reservados.