Num: 6898 | Domingo 26 de septiembre de 2021
El tiempo - Tutiempo.net
El tiempo - Tutiempo.net

Gerardo Álvarez Courel: “El Consejo Comarcal tiene que funcionar como una diputación en pequeño para el Bierzo”

El presidente hace balance de dos años de mandato marcados por la pandemia, de los que le restan y del Bicentenario de la provincia

Consejo Comarcal del Bierzo
Gerardo Álvarez Courel, en el parque de la Provincia del Bierzo. / QUINITO

Gerardo Álvarez Courel está a punto de cumplir seis años como presidente del Consejo Comarcal del Bierzo y hace balance en esta entrevista de los dos últimos en el ecuador de su segundo mandato, sin eludir temas de actualidad como los macroparques eólicos, el Bicentenario de la provincia del Bierzo y las aspiraciones que le restan hasta 2023.

¿Qué balance hace de estos dos años de su segundo mandato?

No puede haber balance que quede ajeno a la pandemia, que nos ha parado la vida, en algunos casos por desgracia para siempre. Hemos focalizado todos los esfuerzos en vencer a la pandemia y cada vez estamos más cerca, pero muchas de las cosas que pretendíamos hacer han tenido que quedar en un segundo plano para priorizar la salud de las personas.

¿Cómo actuó el Consejo durante la época más dura de la pandemia?

Por sacar algo positivo, se ha visto la labor que los voluntarios de Protección Civil llevan a cabo en el Bierzo, tanto colaborando con el Hospital El Bierzo en el reparto de medicamentos como con el Centro de Atención a Drogodependientes del propio Consejo Comarcal, y también ayudando a las personas que no podían salir a hacer la compra. Creo que ha sido una labor importante, sin desmerecer al resto de personal del Consejo, que siempre ha estado al pie del cañón para atender a la ciudadanía.

En cualquier caso, ha dado tiempo a hacer cosas, como ese nuevo convenio con la Junta que aumenta la capacidad económica del Consejo…

Lo principal, no nos engañemos, ya no son sólo las competencias, sino las cuantías económicas. Eso nos permite estar un poco menos ahogados, pero como ya dije el día de la firma, existen una serie de convenios que estamos firmando (Servicio de Asistencia a Municipios o el Centro de Atención a Drogodependientes, entre otros) que son deficitarios, porque desde hace diez años no han asumido la subida del coste de la vida. Para solucionarlo tenemos que tirar del dinero de la Junta para funcionamiento genérico. Todo eso tendría mucho mejor arreglo si esos convenios se pudieran actualizar.

En resumen, que hace falta más dinero.

Parece que somos unos pedigüeños y no es así, pedimos dinero en función de los servicios que hacemos. Si se incrementan nuestras funciones en el programa de menores, lo lógico es que el dinero se incremente, pero sólo ha subido en 800 euros en una actuación de más de 200.000. En ese aspecto lo que queremos es una actualización después de diez años que puede rondar en torno al seis o el diez por ciento para llevar a cabo más actuaciones. Al final, el incremento del nuevo convenio apenas sirve para tapar agujeros.

¿La Junta está receptiva a ese aumento?

Son más receptivos que en el mandato anterior, cuando hubo un momento del no por el no. Ahora al menos nos escuchan, otra cosa es que lo pudieran hacer. Esperamos que de cara a los presupuestos de 2022 haya un incremento en esos convenios para tener una cuantía adecuada a la situación actual.

Gerardo Álvarez Courel, en su despacho del Consejo Comarcal del Bierzo. / QUINITO

 

¿Cree que la población tiene un buen concepto del Consejo Comarcal? Tras aprobar el nuevo reglamento hubo revuelo con el tema de los sueldos de los consejeros.

El Reglamento Orgánico de Funcionamiento tiene más cosas que el sueldo de los consejeros, que tampoco es eso, sino una partida destinada a los portavoces y que actualmente sólo dos la perciben. Por eso me parece banal decir que todos vienen aquí a cobrar. Además, quiero aclarar que el presidente no se ha subido el sueldo, sigo cobrando lo mismo que en julio de 2015, cuando me puse de sueldo 2.500 euros brutos que se han ido incrementando como el sueldo de cualquier trabajador de esta administración. En cualquier caso, los 300.000 euros que nos da la Junta no son para pagar sueldos del presidente y los consejeros.

Hablemos de turismo. El Patronato presentó en Fitur su apuesta por Las Médulas y los canales romanos. ¿Hasta dónde puede llegar el Consejo Comarcal para su puesta en valor?

Respecto a los canales, entendemos que tiene que haber una puesta en valor más allá de su limpieza y acondicionamiento. Tiene que haber un compromiso por parte de la Junta para declararlos Bien de Interés Cultural para que estén protegidos. Las Médulas como obra de minería no pueden entenderse sin la obra de ingeniería que son los canales. El inconveniente que tenemos en el Patronato de Turismo es que estamos limitados económicamente, y más este año después de perder los ingresos de las visitas guiadas y de la Dirección General de Turismo a causa de la pandemia.

En cuanto a Las Médulas, la Junta está tratando de gestionar el paraje a través del Consorcio, lo que siempre nos ha parecido una idea excelente, pero estamos viendo que no es tan fácil como parece, porque a cada uno se le ocurre una cosa para gestionar la parte que le toca. Hasta que no tengamos una visión de conjunto del paraje vamos a tener muy difícil llegar a un acuerdo.

El Bierzo quiere basar su renacimiento en el turismo, pero también en la reindustrialización. ¿Qué puede hacer el Consejo en este aspecto?

Apoyar. Ahora estamos pendientes de empezar de una vez con el parque micológico y queremos ver la posibilidad de que el Consejo pueda encargarse de la recogida de basura en toda la comarca, salvo Ponferrada, porque también entendemos que es una manera de visibilizar a la institución, y queremos hacerlo sin que suponga un gasto extra par el contribuyente. Para eso tenemos que poner de acuerdo a las mancomunidades. También será una manera de recaudar, porque hasta ahora la única competencia que tenemos es el Servicio de Asistencia a Municipios, y por esa competencia no cobramos nada. Yo siempre he dicho que el objetivo del Consejo tiene que ser la autofinanciación y el Consejo Comarcal tiene que funcionar como una diputación en pequeño para el Bierzo y debe gestionar muchos servicios que supondría una cercanía a los ayuntamientos que ahora no tenemos.

¿Cuál es la postura del Consejo Comarcal en el tema de las eólicas?

Me gustó el mensaje que encabezaba la manifestación del otro día en Ponferrada: ‘Renovables sí, pero no así’. Personalmente, entiendo que las renovables son necesarias, pero hay que tener un control tanto por la Junta como por el Gobierno de España para que no se decidan las cosas desde un despacho de Madrid. Hay que pisar el terreno y ver que las alegaciones que se presentan tienen un fundamento. El Consejo Comarcal del Bierzo presentó alegaciones al proyecto de Trabadelo porque no estamos a favor de que se implante en esas condiciones. Habrá que ver dónde se pueden instalar esos aerogeneradores sin destruir parajes de una riqueza natural espectacular. Sin olvidar la infraestructura que habrá que hacer para mover una pala de 80 metros y el destrozo que supone, o la línea de evacuación. En definitiva, renovables sí, pero con matices.

Gerardo Álvarez Courel, en su despacho del Consejo Comarcal del Bierzo. / QUINITO

 

¿Qué tiene preparado el Consejo para celebrar el Bicentenario de la provincia del Bierzo?

Nos hemos subido un poco al carro de la celebración que pretende hacer el Ayuntamiento de Villafranca, que también quiere dar cabida a las zonas que pertenecieron a esa provincia y que ya no están, y estamos a la espera de tener una reunión para ver qué se puede hacer.

Además, el 11 de julio se cumplen 30 años del primer Consejo Comarcal que presidió Francisco Alfonso y queremos hacer un acto sencillo con aquellos consejeros, aunque estamos teniendo problemas para localizar a algunos y otros desgraciadamente ya no están.

Volviendo al Bicentenario, ha despertado voces que piden la creación de una nueva provincia del Bierzo y usted dejó caer que no le parece lo más apropiado…

Yo no digo que no haya voces que pidan la provincia del Bierzo o la Región Leonesa. Lo que he dicho desde el primer momento es que no es la solución a nuestros problemas y que quizá es mejor emplear esos esfuerzos en aunar fuerzas para exigir soluciones a las administraciones que tienen competencias, que son la Junta y el Gobierno de España. Tenemos una pequeña industria agroalimentaria y pymes que nos permiten ir sobreviviendo, pero necesitamos más, necesitamos que no se nos olvide en las infraestructuras ferroviarias y terrestres, necesitamos inversiones adecuadas para no seguir perdiendo puestos de trabajo, y eso tiene que venir seamos comarca, provincia o región, porque nos lo merecemos. El Bierzo aportó mucha riqueza a nuestra provincia, a nuestra Comunidad y a nuestro país y es lógico que tengamos algo de vuelta. Ponernos ahora en que seremos mejores si somos provincia o región quizá justifique también a los catalanes que piden la independencia de Cataluña porque España les roba.

Dicho esto, también quiero dejar algo para la reflexión. Hace 200 años ya fuimos una provincia, aunque no nos dio tiempo a ver si nos iba bien o nos iba mal. Tenemos más población que la provincia de Soria y estamos entre el 60 y el 80 por ciento de la población de provincias como Zamora, Segovia o Ávila. Luego yo creo que tenemos una importancia para, llegado el caso, poder ser provincia, pero no debe ser la prioridad ahora. La prioridad debe ser exigir inversiones para nuestra comarca y después podremos ser una provincia y ver dónde nos ubicamos, si en Castilla y León, en Galicia o en una hipotética comunidad autónoma de León. Hay opiniones para todos los gustos y todas son respetables, incluida la de este presidente, que entiende que no es el momento y ahora prioriza tener una mejor situación económica y evitar la sangría de población. Después ya hablaremos de todo eso.

Para terminar, ¿qué le queda por hacer en estos dos años?

Lo principal es empezar a coger competencias de verdad, cedidas por los ayuntamientos. Es el momento, 30 años después de crearse la comarca y teniendo en cuenta que precisamente se hizo para eso. Además, como ya mencioné, el parque micológico, la recogida de basuras, poner en marcha el Consorcio para gestionar Las Médulas y, por no acabar de pedir, necesitamos una sede. No me quejo de estas oficinas, pero hay necesidades de espacio y es el momento de acceder a una nueva sede, bien sea a través de un edificio nuevo o la recuperación de uno existente. El Consejo Comarcal del Bierzo tiene que tener una sede propia y digna, y ahí tiene que estar la Junta de Castilla y León para ayudarnos y vamos a pelearlo estos dos años.

Esta entrada tiene 1 comentario(s).

Los comentarios han sido cerrados.

© 2021 Actualidad Digital Ibérica. Todos los derechos reservados.