Num: 7336 | Jueves 8 de diciembre de 2022
El tiempo - Tutiempo.net
El tiempo - Tutiempo.net

Asistencia a víctimas e inserción laboral: así lucha el Consejo Comarcal del Bierzo contra la violencia machista

Entre el programa Alba Empleo y el servicio de asistencia a víctimas, unas 70 mujeres víctimas de la violencia machista reciben el respaldo de la entidad


El Consejo Comarcal del Bierzo vehicula sus acciones contra la violencia machista a través de dos programas de políticas activas. Uno de ellos es el proyecto Alba Empleo, que se ocupa de orientar laboralmente a mujeres que han ejercido o han estado en el ámbito de la prostitución. Con ellas, se buscan vías de entrada al mercado laboral, con resultados que invitan al optimismo dado el enorme compromiso que demuestran estas mujeres.

Por otro lado, el Consejo dispone de un servicio de atención a victimas de la violencia machista. Hayan denunciado o no, las mujeres que han sufrido esta lacra pueden contar con asistencia psicológica profesional, con la cual avanzar y dar pasos hacia recuperar la integridad de sus vidas, reconstruyendo su autoestima.

Estas son dos de las herramientas de las que dispone la institución comarcal para luchar contra la violencia machista. Se trata de políticas que por su necesaria discreción y profesionalidad no se llevan a cabo bajo grandes focos. Estas minuciosas labores, tan necesarias en una sociedad como la nuestra, son el resultado de un trabajo diario que permite a las mujeres que han sufrido la violencia machista recuperar sus vidas.

Proyecto Alba Empleo

El proyecto Alba Empleo del Consejo Comarcal, en colaboración directa con Cáritas, se ocupa de ayudar y orientar a mujeres que han estado o están cerca del contexto de la prostitución. Mediante sesiones individuales y grupales se estudia la situación en que está y se acompaña en los pasos y dificultades que puede conllevar regularizar esta situación. Se trata de mujeres que han tenido que abandonar sus países de origen escapando de situaciones muy complejas. Muchas de ellas han visto su vida en riesgo.

Para poder acceder al mercado laboral, uno de los primeros pasos es certificar los títulos académicos de estas personas, que llegan a España muchas veces sin ni siquiera tener esa documentación. Conseguirla y homologarla es una labor difícil para la que la ayuda del Consejo Comarcal a través del programa Alba muchas veces es imprescindible.

Para alcanzar ese cambio profesional, se les instruye en materias tales como preparar y actualizar un currículum pero también desarrollar las capacidades comunicativas. La importancia de una red de contactos es determinante para encontrar empleo y saber afrontar una entrevista de trabajo una cuestión nada baladí.

En el programa se trabaja “muy despacito”, explica la técnica de empleo Sandra Donaire. Se han de conseguir todos esos elementos que dan acceso al mercado laboral, identificar funciones, competencias y experiencia; conocer cómo funciona el mercado laboral y la forma en la que se trabaja. Siempre con objetivos a largo plazo y cada logro de una de ellas sirve para animar a las demás. Recientemente, comentan, una de estas mujeres superó un proceso selectivo en una importante empresa.

Muchas veces, la salida inmediata para estas mujeres es la limpieza y la economía de los cuidados pero una entrevista de trabajo en una empresa grande, como un supermercado o una fábrica o para un puesto de administrativa, difiere mucho de una con una familia. Todo eso se prepara en el programa Alba Empleo, mirando hacia la consolidación de esas carreras profesionales de estas mujeres que han tenido que huir.

El mercado laboral es complicado “para todos pero para ellas más”, recuerda Sandra Donaire. Estas mujeres van poco a poco aprendiendo a utilizar plataformas y portales de empleo y abriendo puertas a su futuro. Otra parte importante de la labor del proyecto Alba es el acompañamiento psicológico, el sostén y apoyo emocional. Esa labor entorno a la inteligencia emocional es tan importante como todo lo anterior de cara a “relacionarse con normalidad”.

Para la técnica del programa, es necesario que el mercado laboral “dé la oportunidad a estas mujeres, que son confiables” y que “suelen tener un compromiso mayor”. Les mueve muchísimo, explica, conseguir un contrato y estar de alta en la Seguridad Social. De ahí que animan al tejido empresarial del Bierzo a que “se animen a contactar” con el programa Alba Empleo.

Atención a víctimas para reconstruir vidas destrozadas

El Consejo Comarcal cuenta con un servicio de Atención a victimas de la violencia machista. En la actualidad, unas 47 mujeres son atendidas en él. La mitad, aproximadamente, son de Ponferrada y la otra mitad, del resto de la comarca.

El objetivo general (aunque cada caso tiene sus particularidades) es reconstruir la autoestima de las victimas, un proceso, explican desde el Consejo “muy importante”.

Para ello, lo principal es respetar los ritmos de cada una de las mujeres de manera que puedan ir dando aquellos pasos para los que se sientan preparadas. La violencia destruye a la persona que la sufre psicológicamente, lo que es una secuela tras el fin de los malos tratos. Ayudar a reconstruir la vida de estas personas es la tarea de las profesionales que se ocupan de este servicio público, que cualquier mujer que esté sufriendo o haya sufrido violencia machista puede solicitar.

El apoyo es individualizado y adaptado a los horarios de cada una de las mujeres para que nadie se quede sin poder acceder a él. Explican, además, que también pueden recurrir a este servicio de Atención las personas cercanas a la víctima, familiares o amigos, que quieran ayudar pues para hacerlo “hay que saber cómo”, explican en el Consejo. Por tanto, se provee de esta asesoría a aquellas personas del entorno de la víctima de violencia machista para que sepan cómo actuar de manera que sirvan de ayuda.

La violencia machista es un problema transversal de nuestra sociedad y sus victimas se hallan en todos los estratos sociales. En el servicio de Atención a víctimas de violencia machista del Consejo Comarcal atienden actualmente a mujeres entre los 18 y los 70 años, de todos los estados civiles y grados de formación. E insisten: toda mujer que este sufriendo o haya sufrido violencia machista y quiera recibir esta atención psicológica puede hacerlo solicitándolo en el Consejo Comarcal del Bierzo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

© 2022 Actualidad Digital Ibérica. Todos los derechos reservados.