Num: 6927 | Lunes 25 de octubre de 2021
El tiempo - Tutiempo.net
El tiempo - Tutiempo.net

Consola, una vida dedicada a los demás

Desde Bembibre a Perú, esta religiosa berciana siempre ha estado ayudando a los más desfavorecidos

Premios Mujer Bierzo
Consola ha dedicado su vida a ayudar a los más necesitados desde Bembibre a Perú. / QUINITO

Se llama María Consolación Martínez González, pero todo el mundo la conoce como Consola. A sus 84 años, esta religiosa bembibrense lleva en su mochila una vida dedicada a los más desfavorecidos desde su Bembibre natal hasta las selvas del Perú, pasando por Madrid y Barcelona, donde ejerció como maestra y también participó en multitud de acciones para ayudar a los que más lo necesitan. Su historia es la primera de las que conforman los Premios Mujer 4.0 de El Bierzo Digital.

Hija de un minero y una campesina, Consola nunca olvidó sus raíces y, tras pasar su niñez entre la escuela y los rebaños de ovejas, a los 14 años se fue a estudiar con las Religiosas del Niño Jesús a San Sebastián y sacó su carrera de maestra, que ejerció durante el resto de su vida, siempre, eso sí, fijándose en los más pobres.

“Las raíces tiran”, asegura Consola, “y aunque daba clases en el barrio de Chamberí en Madrid y en el Paseo de Grácia de Barcelona, los domingos me iba a ayudar a los barrios más humildes, a Vallecas y al Buen Pastor”. Desde allí, en 1969 emprendió la aventura que la marcaría para siempre: Perú. “Los diez años que pasé en la sierra, en Cuzco y cerca de Machu Picchu, han sido los más felices de mi vida”, recuerda, “pero con gran dolor de mi corazón tuve que volver a España por circunstancias familiares en 1980”.

QUINITO

 

De vuelta a Bembibre

De vuelta a Bembibre, Consola siguió ejerciendo como maestra en el colegio Virgen de la Peña hasta su jubilación, cuando apareció el otro gran amor de su vida junto a Perú: “Al jubilarme me pregunté, ‘¿qué hago?’. Pues tirar por lo que siempre he llevado dentro de mí, y me metí en Cáritas”. Allí fue coordinadora durante casi 20 años, hasta que la pandemia le impidió seguir participando tan activamente.

En Cáritas desarrolló multitud de acciones, algunas en colaboración con la Hermandad Obrera de Acción Católica, y casi todas dedicadas a personas inmigrantes: clases de alfabetización, ayuda legal, convivencias, charlas de formación… y su ‘niña bonita’: las huertas solidarias: “Lo más bonito para tratar con la gente no es darles la bolsa de arroz y garbanzos, sino ayudarles a que se puedan ganar el pan dignamente, y eso hemos hecho con el proyecto de las huertas solidarias. Solidarias, porque ellos mismos eran capaces de ayudarse y con sus excedentes colaborar con otras familias”.

Consola, junto a los responsables de Cáritas en Bembibre. / QUINITO

 

Consola remarca ese ‘hemos’ casi como si hablara en mayúsculas: “Lo repito y lo ‘tripito’ si es necesario, digo ‘hemos’ porque siempre hemos trabajado en equipo, éramos más de 40 voluntarias”. Esa humildad la ha acompañado durante toda su vida y no se quiere despedir sin insistir en ello: “He gozado mucho, sobre todo los diez años trepando con mi jeep por la sierra peruana fueron muy bonitos, y estos 20 en Cáritas me han permitido realizarme como persona, pero siempre gracias al trabajo en equipo”.

A pesar de que la pandemia y la edad le han hecho dar un paso a un lado, Consola continúa aportando su granito de arena a la labor de Cáritas en Bembibre, ahora participando con sus creaciones en el mercadillo solidario que organizan anualmente: “Afortunadamente, las manos y los ojos me siguen funcionando bien”, afirma, feliz de poder seguir ayudando a los que más lo necesitan, el trabajo de su vida.

El Ayuntamiento de Bembibre ha propuesto a esta berciana como candidata a los Premios Mujer Bierzo 4.0 que organiza El Bierzo Digital. Estos premios buscan reconocer y galardonar a la encomiable labor de todas las mujeres y, especialmente, a las de nuestra comarca.

Consola, en la sede de Cáritas en Bembibre, donde sigue colaborando a sus 84 años. / QUINITO

Esta entrada tiene 3 comentario(s).

  1. Gracias Consola, no sólo por dedicar tú vida al servicio de los demas, si no que marcaste y pusistes las guías de los que en nuestra temprana juventud, tuvimos la oportunidad de colaborar contigo y seguir tus consejos.

    Un abrazo muy fuerte y felicidades.

  2. Soy Gerarda escribo desde su Perú amado, grande con un corazon de oro como no iba seguir al servicio de los demás, mi Consolita me llena de mucha alegria saber que estas bien, te mereces ese y muchos premios más, te escribo con toda gratitud para ti y todas las Religiosas del Niño Jesús. Dejaste huella en cada niña que pasó por tus manos, no te olvidaré, te recuerdo con ternura.
    Mi numero de celular es 974619443.Ojala pudiera comunicarme. Un abrazo fuerte con mucho cariño

Los comentarios han sido cerrados.

© 2021 Actualidad Digital Ibérica. Todos los derechos reservados.