Consuelo Ysart: “En el mundo del vino hay un gran potencial, pero falta impulsar el enoturismo”

La bodeguera de Cantariña Vinos de Familia se convierte en la nueva presidenta de Bierzo Enoturismo
Consuelo Ysart
Consuelo Ysart, nueva presidenta de Bierzo Enoturismo. / C. Sánchez

Consuelo Ysart conoce a la perfección el mundo del vino. Su familia es propietaria de la bodega Cantariña Vinos de Familia, ubicada en Villafranca del Bierzo. Creció entre viñedos, entre cubas de vino y en la cultura que envuelve todo ello. Tras 30 años residiendo en Chile, hace tres regresó a su tierra y ahora se ha embarcado en una nueva aventura, como presidenta de Bierzo Enoturismo, entidad que se encarga de la Ruta del Vino del Bierzo. Junto a ella están la antigua presidenta, Olga Verde; David Castelo de la vinoteca El Salgueral, ó Miguel Álvarez, de la Quesería Vida Láctea, entre otros.

¿Qué es Bierzo Enoturismo?

Es una entidad público-privada, conformada por Ayuntamientos y socios privados, como son bodegas, restaurantes, hoteles y todo tipo de actores relacionados con la hostelería y el turismo. Actores que pueden ser un apoyo para el turismo que venga al Bierzo y que esté enfocado al mundo del vino.

Para usted, personalmente, ¿qué supone esta nueva etapa profesional y qué espera de ella?

Yo me meto en esta historia porque me encanta el Bierzo. Viví 30 años en Chile y volví hace tres años. El Bierzo es el sitio que para mí es más familiar, donde mejor me siento y más admiro. Me parece que tenemos un paisaje increíble, una historia maravillosa y en el mundo del vino hay un gran potencial, que afortunadamente ya es una realidad, pero falta impulsar la parte enoturística. Nuestros vinos son buenísimos, las viñas son preciosas, nuestros paisajes son increíbles. Tenemos Las Médulas, castillos, iglesias, rutas, una gastronomía sensacional. Tenemos de todo. Esto, que podría ser maravilloso, no está tan desarrollado como debería y por eso quiero hacer algo para potenciar el Bierzo. En Chile el enoturismo dinamiza mucho la economía, alarga las visitas de los turistas. Si un turista viene a ver Las Médulas, el Castillo de los Templarios o el Bierzo Alto, y le das la posibilidad de conocer el mundo del vino, podrá quedarse más días. Se trata de aportar algo a la comarca.

¿Qué falta en Bierzo Enoturismo para conseguirlo?

Pertenecemos a la Asociación de Rutas del Vino, un sistema que ya está hecho y que tiene normas que hay que cumplir. En el Bierzo hay 73 bodegas en la Denominación de Origen, pero solo 14 están en Bierzo Enoturismo. Es verdad que hay un problema, y es que muchas quieren ofrecer visitas, pero no pueden porque carecen de personal, ya que la mayoría son pequeñas. La idea de la nueva junta directiva es pensar cómo podemos hacer para ayudarlas y que entren en esta ruta. Si no entran la mayoría, el potencial que ofrecemos, como producto, es muy pequeño. Y es que de las 14 bodegas que hay ahora no todas ofrecen enoturismo y vender solo tres bodegas es triste. Si somos más, seremos mejores y hay que buscar la forma de hacerlo, aunque sea difícil porque en España hay muchas trabas para, por ejemplo contratar gente. También necesitamos más hoteles, para ofrecer productos completos, con visitas, alojamiento, gastronomía y turismo. Pero lo primero es saber en qué punto estamos ahora, a qué subvenciones podemos acceder y sobre todo incrementar el número de socios, que confíen en nosotros.

Consuelo Ysart
Consuelo Ysart, nueva presidenta de Bierzo Enoturismo. / Ical

Además del ejemplo de Chile, ¿hay alguna otra ruta en España en la que os fijéis para mejorar la del Bierzo?

En España hay muchas. La Rioja alavesa es una pasada, Ribera del Duero es enorme, está también Rueda. Y hay muchas muy bien organizadas. Las rutas del vino funcionan muy bien para hoteles, restaurantes, museos y bodegas. Es un dinamizador muy fuerte. Uno de los países donde mejor funciona el enoturismo es Sudáfrica. Aquí hay que convencer a las bodegas para que se sumen, pequeñas, medianas y grandes. Hay muchos grandes nombres que no están y me encantaría que estuvieran, aunque solo sea para apoyarnos como padrinos. Queremos mezclar arte, música, historia y vino en varios eventos, y para ello contar con la ayuda de los “grandes gurús” del Bierzo es fundamental. Esperamos que se unan.

Por tanto, queréis incrementar las actividades vinculadas al mundo del vino.

Queremos colaborar en todo lo que hagan los asociados, como el encuentro ‘Bierzo fuera de serie’ de este fin de semana en Villafranca. Estar presentes en todas las iniciativas, lanzarlas a través de nuestras redes sociales. Tenemos la idea de hacer catas de ‘premieres’, vinos que aún no han salido a la venta. También hacer más cosas con Tourespaña, ya que somos socios y muchos no lo saben. En definitiva, hacer varios eventos en los que podamos combinar varias cosas, como un salón de vinos en Las Médulas que podría estar acompañado de la música del Conservatorio Cristóbal Halffter, combinar el vino con el patrimonio.

Uno de los grandes atractivos es el viñedo viejo. Algunas previsiones señalan que en los próximos años se podrían abandonar hasta 500 hectáreas.

Parte de lo alucinante del Bierzo es que es el sitio con más viñedo viejo del mundo, somos unos privilegiados. Como éramos pobres no se replantaba, son minifundios y está en riesgo, a pesar de que en los últimos años se ha recuperado bastante porque llegaron actores que vieron valor en esas plantaciones. El vino es distinto, es diferente y eso es lo maravilloso del Bierzo, que una variedad como la Mencía, que es mayoritaria, ofrece vinos muy distintos según la orientación, la altura y los suelos. Perder el viñedo viejo es un crimen, tiene una cosa especial. Pero hay muchos que pertenecen a gente mayor de pueblos que se están despoblando. Sus hijos se han ido a las ciudades y las viñas dan mucho trabajo, por eso los señores cuando cumplen una edad ya no pueden hacerlo. Ese patrimonio histórico es tan bonito, esas viñas pequeñas de minifundio, de personas que hacían su vino en casa…que se pierda eso da mucha pena, pero es parte de la despoblación porque vivir en los pueblos es muy difícil.

Otra parte fundamental es la promoción.

Vamos a muchas ferias, estuvimos en Fitur el mes pasado, la siguiente será Fine, la Feria Internacional de Enoturismo de Valladolid. Además, el trabajo con la Denominación de Origen es muy importante. Funciona muy bien y tenemos que trabajar en conjunto, por lo que espero poder colaborar con su presidente y todo el equipo.

Consuelo Ysart
Consuelo Ysart, nueva presidenta de Bierzo Enoturismo. / Ical