Decimos bien, en los últimos cuatro partidos disputados por la Ponferradina, el equipo de Carlos Terrazas consiguió un solo punto, es decir, el que sumó ante el Real Valladolid B en El Toralín, pues los otros tres se saldaron con derrota ante el Coruxo en tierras gallegas, derrota frente al Deportivo Fabril en El Toralín, y la de este domingo en ante el CF Talavera, equipo este que llegaba a este partido con tres puntos, puntos logrados tras tres empates, pero cuando se pensaba que la Deportiva iba a cosechar un resultado positivo en esta salida, los de Talavera de la Reina consiguieron ante la Deportiva la primera victoria de la temporada.

De esta forma la Ponferradina sigue en el puesto número 16 de la clasificación, y por lo tanto en puesto de playoff por el descenso, pero lo que es peor, a 10 puntos del CDA Navalcarnero que es el equipo que marca el último puesto de fase de ascenso a Segunda División A al estar ocupando el cuarto puesto de la tabla, y que será el rival de la Ponferradina el próximo domingo a las 17:00 horas en El Toralín.

Desde luego ni los más pesimistas esperaban que un equipo donde su único objetivo es la disputa de la citada fase de ascenso, se encontrara en esta situación cuando van transcurridas 8 jornadas, así como que su única victoria en su estadio de El Toralín fuese ante el Rayo Majadahonda, además por un claro y contundente 4-0, merced a los tanos logrados por Fernando Román, Yuri en dos ocasiones, e Isi.

Es verdad que queda mucha liga y por lo tanto muchos puntos en juego, pero también es cierto que para ello el equipo tiene que dar un giro de 90 grados, y lo primero pasa por marcar goles, factor este donde la Deportiva tiene unos dígitos muy pobres, pues en esas citadas ocho jornadas tan sólo consiguió 6 goles, los marcados por Jon García ante el Real Madrid Castilla en el Alfredo Di Stéfano, los cuatro antes citados ante el Rayo Majdahonda, y el de Iago Díaz frente al Real Valladolid B. En contra tampoco  la Deportiva está muy fina, pues lleva encajados 8 goles.

Todo esto ya no tiene remedio y por ello hay que centrase en lo que queda por delante, y la primera prueba será el próximo domingo a las 17:00 horas donde recibirá en El Toralín al CDA Navalcarnero, donde un nuevo traspié sería un fuerte mazazo para esa gran afición con la que cuenta al SD Ponferradina, afición que siempre está volcada con el equipo y que se merece lo más pronto posible disfrutar de una victoria del equipo de sus amores. El equipo tiene que cambiar, así que ojalá ese cambio comience el próximo domingo.